miércoles, 28 de noviembre de 2012

DIÁCONO JORGE NOVOA: NO QUEDARÁ PIEDRA SOBRE PIEDRA...


En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos. Jesús les dijo:
-Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido.
Ellos le preguntaron:
-Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?
El contestó:
-Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usando mí nombre, diciendo: «Yo soy», o bien «el momento está cerca»; no vayáis tras ellos.

Este discurso profético de Jesús, anuncia la destrucción del Templo  de Jerusalén, que acontecerá en el año 70, por los romanos. La belleza e imponente obra del Templo, que rebozaba de solidez, anuncia Jesús, será totalmente destruida. La frase es elocuente y lapidaria :" no quedará piedra sobre piedra". La profecía sobre la ruina del Templo, es contrastada con su majestuosa presencia, su imagen sólida y firme, que le auguraban largos años de presencia.

La historia ha contemplado la caída de muchas realidades que en apariencia eran inamovibles. Imperios, modas,  liderazgos, monarquías, dictaduras , en fin, enumerarlas  sería imposible, con ellas presentamos algunas  a modo de ejemplo. Jesús instruye a sus discípulos sobre "lo que no pasará", en un discurso contrapone el cielo y la tierra( que pasarán) a sus palabras ( que no pasarán),San Pablo dirá lo mismo en la carta a los corintios para el amor, la Iglesia que está edificada sobre Pedro, enfrentará el poder del infierno que no podrá con ella. Qué es verdaderamente sólido? Las palabras  y el amor de Jesús son la roca sobre la que el hombre debe edificar su existencia.

También tiene el Señor, para nosotros, una advertencia, cuidado con los embusteros, que se aprovechan de la curiosidad de la gente, engañándola con anuncios y vaticinios sobre el fin. Muchos vendrán en mi nombre, dice el Señor,  toda palabra que exceda las anunciadas por él, son mentiras y engaño.

Dos son las armas que utilizan los embusteros, y que se consignan en el texto con estas fórmulas, "Yo soy" y el "momento está cerca" , la primera parece referirse a la falsificación o invocación de la autoridad del Mesías, mientras que la segunda expresa claramente que la temática será " el fin del mundo". La forma del "yo soy", ha sido diversa, unos invocando ser el Mesías, otros, trayendo fechas más precisas de parte de él. El criterio de discernimiento, se realiza, al confrontar lo expresado por Él, y consignado en la revelación pública, con las novedades que traen los pseudo maestros.

Jesús nos exhorta, a no ir tras estas falsas profecías que llenan nuestro corazón de curiosidades malsanas dañando nuestra vida espiritual. Crecemos en la verdad si nos abandonamos en Él, si ponemos en sus manos nuestro futuro y nuestras incertidumbres.

No hay comentarios: