miércoles, 26 de septiembre de 2012

RENÉ LAURENTIN: Apariciones de la Virgen ¿Urgencia o prudencia?

Por delante, un problema de conciencia desgarrador: ¿urgencia o prudencia?Quienes se sienten atraídos por las apariciones y se convierten, oyen decir a su regreso:

« No vayáis. Mientras la Iglesia no las reconozca, hay que esperar. » Pero los que así les hablan están equivocados, porque, si hubieran esperado el reconocimiento eclesiástico, hubieran perdido la ocasión de convertirse; aparte de que, con gran frecuencia, parece que la gracia se multiplica en los lugares donde se la recibe. Además, los mensajes de Nuestra Señora a los videntes presentan a menudo una nota de urgencia: el mundo está en peligro, rezad, ayunad, haced penitencia, etc.


¿Urgencia o prudencia? La mayoría de los consejeros eclesiásticos suelen decir «prudencia», en tanto que Nuestra Señora parece insistir más en la urgencia. Numerosos cristianos están desconcertados. De hecho, se presenta un falso dilema, que es necesario transformar en una fórmula de síntesis perfectamente viable: urgencia y prudencia en la urgencia. Porque se puede rezar, ayunar, convertirse con urgencia, según unos mensajes que no son más que un eco del Evangelio, y hacer todo eso a la prudente espera del juicio oficial de la Iglesia.


Este malentendido y esta contradicción son sintomáticas de una situación confusa, cuya necesaria dilucidación será el objeto del siguiente capítulo: ¿Por qué las apariciones son un signo de contradicción? ¿Por qué ocupan un segundo plano en la escala de preocupaciones de la Iglesia? ¿En qué medida tiene fundamento esta valoración? ¿Hasta qué punto son hoy subestimadas, despreciadas o desconocidas las apariciones? ¿Cómo salir de esta contradicción, para obedecer sin tardar a las llamadas del Cielo -cuando- son auténticas-, y defenderse de las asechanzas del demonio y de la subjetividad?

2 comentarios:

AntoinedelaTremoille dijo...

Personalmente acudí a Salta por razones personales y para pedir por allegados a nuestra familia que padecen de enfermedades graves, y por diversas razones no pudieron acudir a Tres Cerritos. Tuve una experiencia muy interesante como católico practicante,muchos de los que allí estaban no lo fueron en su momento, y se convirtieron convencidos que la señora Maria Livia Galiano de Obeid es instrumento de Nuestro Señor Jesucristo para transmitir mensajes de Su Madre, Nuestra Madre. Creo que en Salta, como antiguo profesor de Derecho Público Eclesiástico y como simple creyente, hay un fenómeno muy importante en cuanto a que atrae grandes cantidades de personas, incluso no católicas, en búsqueda de respuestas. Subí una mañana, en rigor varias, a 3 Cerritos, y mi primera impresión es que hay una organización que se autoproclama el "Movimiento de Salta", no reconocido aún por la autoridad del señor Arzobispo de Salta, ni por ninguna otra instancia de Nuestra Santa Madre la Iglesia, estas personas actúan de buena fe, pero a mi entender se extralimitan en cuanto a cómo ellos mismos se ven dentro de la Iglesia. Los mensajes que trascienden a lo largo de las horas de Nuestra Señora en Salta no difieren mayormente de otros que hemos escuchado en Medjugorje, Bosnia, ya que son llamados a la conversión. Para ellos, María Livia es instrumento elegido particularmente por Nuestro Señor Jesucristo para recibir los mensajes de Nuestra Madre, Su Madre. Tal como dijo cuando pendía en la Cruz, refiriéndose a su dícipulo bien amado, he aqui a tu Madre, y a ella he aqui a tu hijo. A partir de ese instante todos pasamos a ser sus hijos sin distinción alguna. En cuanto a "Ser Instumento" de NSJC creo que todos de alguna manera lo somos, como cristianos. No lo fueron acaso los trapenses mártires de Argelia, que dieron su vida por amor, incluso a aquellos que los asesinaron. Existe en muchos de los o las llamadas servidores y voluntarios un espíritu que no condice con la doctrina de la Iglesia, he notado una total falta de conocimiento e incluso de negación de apariciones marianas trascendentales como lo fueron las de la Medalla Milagrosa, Santa Catalina Labouré en Paris, en Lourdes en 1858, a Santa Bernadette Soubirouse o la fundamental de Fátima a los pastores, que incluso preanunció la noche oscura para el cristianismo que se cernia en Rusia, aún antes que los Bolcheviques tomaran el poder, y además claramente afirmó la Madre de Dios que Rusia luego de muchos pesares se convertiría. La falta de formación en la doctrina católica, hace que muchos de los "servidores" que acompañan a María Livia comentan errores doctrinarios graves y conspiran contra el reconocimiento de la Santa Madre Iglesia de las posibles apariciones en Salta. Estoy de acuerdo que el aumento de las conversiones en Salta ha sido importante, pero además de convertirse se debe interiorisarse de las enseñanzas de la Iglesia. Sino nos quedamos con que la Madre de Dios sólo está en Salta y que tienen el monopolio de sus mensajes, prevaleciendo sobre todo lo que la Intercesora de Todas las Gracias ha venido anunciando a lo largo de los siglos, en particular durante los últimos 200 años. Bajé del cerro con sentimientos encontrados, recé con amor el Santo Rosario en la pequeña gruta donde se encuentra una bellísima imágen de Nuestra Señora como si fuera una niña, vi personas que luego de recibir la palmada en el hombro de María Livia caían al suelo, entrando en éxtasis, otros que no cayeron nunca al suelo, pero que igual estaban conmovidos. Personalmente viendo a María Livia no dice nada, no posee la sonrisa profunda y la mirada penetrante de la Madre Teresa con quien estuve en Roma, ni siquiera la de SS el Papa Juan Pablo II quien poseia un magnetismo único. Las servidoras insistían en que ella "ES EL INSTRUMENTO ÚNICO DE NUESTRA SEÑORA PARA TRASMITIR LOS MENSAJES DE LA VIRGEN SANTÍSIMA, ASI DISPUESTO POR EL CRISTO, DIOS VIVO", si cualquiera hace preguntas que consideran molestas, uno ve una mirada llena de furia y carente de todo sentimiento de la caridad cristiana. No aceptan que podamos duda cualquiera de los acontecimientos que alli suceden, existe un dogmatismo que no corresponde con las enseñanzas de la Iglesia y menos con la prédica última de Sus Santidades los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI. Se hablan de milagros, conozco uno solo caso en que un niño aquejado de una enfermedad genética, experimentó una mejoria en su condición, pero ni sus padres pueden asegurar que se debe exclusivamente a Tres Cerritos y a las apariciones de la Santísima Virgen, que en definitiva debe ser analizado, estudiado y reconocido por el diocesano y por Roma. Ofrecí que sacerdotes de la Universidad Católica Argentina como los mismos Trapenses o dominicos den charlas sobre mariología, pero la respuesta es siempre la misma, sólo María Livia lo puede autorizar, esta señora es la única fuente de autoridad? Por encima del Papa y los obispos? Me temo que si es cierto que María Santísima ha aparecido en Salta, la Madre de Dios y de todos nosotros, dejará pronto de dar señales en ese lugar, por el sectarismo existente.

Diácono Jorge Novoa dijo...

Gracias por tu comentario respetuoso y por tu preocupación. Nunca he visitado Salta, me gustaría poder ir. Los jóvenes que pudieron participar desde Uruguay, han retornado verdaderamente cambiados, y hoy son apóstoles infatigables del Señor. Esta preocupación tuya por la formación de los servidores es válida, pero resulta más alarmante como hay formadores en los Seminarios que niegan la existencia del Diablo, la virginidad de María, no se pronuncian con claridad en contra del divorcio y el aborto y en muchos países han impulsado las opciones socialistas, con su consabido ateísmo teórico y práctico ...y que decir de los confesionarios vacíos,,,y tantas cosas más... Una realidad no invalida a la otra, pero hay diversas responsabilidades e indulgencias.. Gracias nuevamente....y gracias al Señor por Benedicto XVI y por los santos...

En el Corazón de Cristo
jorge