lunes, 22 de agosto de 2011

DIÁCONO JORGE NOVOA: LA TRINIDAD DIABÓLICA EN EL APOCALIPSIS

En el libro del Apocalipsis aparece una “falsa trinidad”, una trinidad diabólica conformada por el Dragón rojo, de quién se explicitan otros nombres en el mismo libro, para develar que estamos ante el mismo ser personal: “la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero…” (Ap 12,9). También se nos advierte que la tierra es el “habitat” de acción, porque “fue arrojado” (Ap. 12,13) y que persigue a los hijos de la Mujer, “los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesús” (Ap 12,17).

Completan esta trinidad diabólica la Bestia del mar (Ap. 13,1) que recibió del Dragón el poder, y esto manifiesta que es el instrumento que éste utiliza para ejercer sus planes de sangre y persecución. Decía un gran escritor católico: “cuando me quiero enterar como está el mundo, leo el Apocalipsis”. Aquí está la tentación del poder temporal (en este caso el del Imperio Romano), en su diversas manifestaciones (políticas, económicas, científicas, militares, etc…), en lugar de dar a Dios lo que es de Dios, lo reclaman para sí, y se convierten en Bestia ejecutando los planes del Dragón.


Conforma esta trinidad diabólica, la Bestia que surgía de la Tierra (Ap 13,11). Esta Bestia aparece identificada con el número significativo 666, con este código se hace especialmente referencia al Emperador. Éste poder militar y político, cuando reclama para sí lo que pertenece a Dios, históricamente configura a la perfección los planes del Dragón. Nerón, Domiciano, Dioclesiano,….Stalin,…etc….. son la configuración histórica, en este caso concreto en el plano político y militar, de los planes del Dragón, ejecutados por la Bestia que viene del mar. Hay en su presentación una cierta suerte de seudo mesianismo.


No hay comentarios: