jueves, 7 de junio de 2012

LA ATENCIÓN A LO CONCRETO UN RASGO MARIANO


María está atenta a lo concreto ¿Qué significa lo concreto?  Lo concreto es la justa relación entre escucha, decisión y acción, es el equilibrio entre oído y ojo, corazón y manos. Lucas muestra este equilibrio en María. En la Visita a su prima (Lc 1,36-45), María escucha, decide y obra.

Ante todo escucha: lo concreto es la capacidad de escuchar y de reflexionar ¿Qué escucha María? Un hecho del que participa su prima Isabel; "tu parienta, ha concebido también un hijo en su ancianidad; y la que se llamaba estéril está ya en el sexto mes". Pero, no escucha solamente un hecho, sino también su significado: "Nada es imposible para Dios"

La escucha se prolonga en la memoria, María guarda los hechos y los medita en la presencia de Dios, ella va rumiando e intuyendo. María capta con el oído una realidad y su profundo sentido: esta es la escucha, y hasta descubrir el significado de esta palabra divina para mi y mi historia. El hombre permanece él mismo y crece como persona gracias a la escucha prolongada. María guardaba las cosas (palabras dichas o acontecidas)…¿Cuáles palabras?

María vivía la memoria de los acontecimientos y de su sentido, expresaba la capacidad de interpretar, por medio de la repetida memoria de la palabra y de los acontecimientos, el hilo de su vida, escuchándolo como un discurso de Dios a ella y sobre ella. Desde Nazaret hasta la cruz, María vive la escucha prolongada en la memoria y por esto puede entrar en ese universo de sentido que es el plan de Dios sobre ella y sobre la historia humana.

En segundo lugar, María decide. Ha meditado, por el texto anterior sabemos que se ha preguntado.¿Qué significa éste saludo? E incluso ¿Cómo será esto? Después de profundizar en la meditación y la escucha, decide: he aquí la esclava del Señor…
Impresiona la escena final en la vida de Tomás Moro, cuando lo están llevando a la torre de Londres en donde será torturado y asesinado, y a lo largo del Támesis, en el silencio de la noche, exclama:"¡Me he decidido! Evidentemente, el arresto por parte de los enviados del Rey había suscitado en él turbación y desánimo, pero a un cierto punto de ese su último viaje, llega  la elección y decide jugarse la vida hasta el fondo por la pureza de su fe y de su honestidad. Lo concreto salta en el momento en el que la elección se convierte en decisión.

En tercer lugar María obra. "Se puso en camino, y fue de prisa a la montaña…" Es interesante reflexionar sobre lo extraño de este viaje.. Tal vez, los comentarios surgieran, malintencionadamente; ¿cómo se te ocurre irte precisamente ahora?
Pero, María tiene claro en el corazón lo que quiere hacer, su espíritu concreto no se detiene ante nada ni nadie. Fue de prisa y san Ambrosio comenta; "la gracia del Espíritu Santo no admite duda. Es como si hubiera dicho que una cosa, decidida dentro del corazón con profundidad, hay que hacerla, porque de lo contrario se pudre por dentro.
El hombre que no está atento a lo concreto, está dividido, está invadido por secretos temores. Mirando la imagen de  María en Lucas se descubre el equilibrio entre el ojo y oído con el corazón y las manos.


También se desliza esta actitud concreta en el nacimiento de Jesús."Lo envolvió en pañales y lo reclinó en un pesebre". Hizo todo lo que concretamente se podía hacer en esa situación. Los pañales son un signo de cuidado y de cálida atención.

1 comentario:

Diego dijo...

"Podemos decir algo sobre Dios. Es posible porque Dios nos habló primero. Él es
la Palabra viva y eficaz, cuyo eco resuena en los confines del universo. No ha existido,
no existe, ni existirá lo que no haya sido dicho en esa Palabra. Toda palabra humana,
sea de adhesión o rechazo, es respuesta a esa palabra que regala el ser, la existencia, el
origen y la meta." (Dr. P.P.A)