domingo, 27 de noviembre de 2016

LA CORONA DE ADVIENTO


La colocación de cuatro cirios sobre una corona de ramos verdes, que es costumbre sobre todo en los países germánicos y en América del Norte, se ha convertido en un símbolo del Adviento en los hogares cristianos.

La Corona de Adviento, cuyas cuatro luces se encienden progresivamente, domingo tras domingo hasta la solemnidad de Navidad, es memoria de las diversas etapas de la historia de la salvación antes de Cristo y símbolo de la luz profética que iba iluminando la noche de la espera, hasta el amanecer del Sol de justicia (cfr. Mal 3,20; Lc 1,78).

1 comentario:

Jerusalen ES dijo...

Comparto que el Adviento es un tiempo para encender la luz de Cristo en nustro corazón que ilumina la noche de la espera, hasta el amanecer del Sol de Justicia. En María Madre y Maestra.