lunes, 28 de agosto de 2017

FRASES ESCOGIDAS DE SAN AGUSTÍN


"Únicamente sabe vivir bien, quien bien sabe rezar."

"Ningún bien es perfectamente conocido si no es perfectamente amado."

"Es difícil ver a Cristo entre la turba; alguna soledad es necesaria para nuestra mente; en la soledad de la atención se ve a Dios. De la turba es el estrépito, esta visión exige el secreto... No quieras buscar a Jesús en la turba, nunca es Él uno más de la turba; precede a toda turba."

"Sean vuestras Escrituras mis más puras delicias. Que no saque de ellas error. Miradme y tened piedad de mí, Señor, Dios mío, luz de los ciegos y fuerza de los débiles y descubrid los secretos de vuestra palabra."

"Habéis perdido el sentido de utilidad del dolor, y os habéis convertido en los más miserables" (dicho a los paganos).

"Habla con obras y no con la lengua."

"Quítale al peregrino la esperanza de llegar, y al instante se le quiebran las fuerzas de marchar."

"Quien no es tentado no es probado, y quien no pasa por la prueba, no adelanta."

"No quieras derramarte fuera; entra dentro de ti mismo, porque en el hombre interior reside la verdad."

"Ama y haz lo que quieras. Porque si es el Amor el que guía tu vida, realizarás grandes empresas."

"La simulación de la humildad es la más grande soberbia."

"¡Oh Dios, Tú nos hiciste para Ti, y nuestro corazón queda insatisfecho hasta que en Ti descanse!"

"Si quieres amar a Cristo, extiende tu caridad por el mundo entero, pues los miembros de Cristo se extienden en todo el mundo."

"Cuando oramos nos son necesarias las palabras no para informar o presionar a Dios, sino para tener presente en nuestra mente el objeto de nuestra oración."

"Me encontré con un conciudadano pagano, y le pregunté por qué no se unía a nosotros. `Señor Obispo -me contestó- ¿cómo podría unirme a cristianos, uno de los cuales me ha robado, mientras otra trafica, cerca de mi casa, con un negocio infamante?' "

"¡Oh Verdad! En todas partes tú estás al alcance de los que te consultan, y respondes a un mismo tiempo a todos los que te preguntan, aunque sean cosas diversas. Claramente tú respondes, pero no todos oyen claramente. Todos te consultan sobre lo que quieren, mas no todos oyen siempre lo que quieren. Óptimo siervo tuyo es quien no atiende tanto a oír de ti lo que él quisiera, cuanto a querer aquello que de ti oyere."

"Veía una cosa y creía lo contrario" (sobre el buen ladrón en el Calvario).

"La sed del alma es el deseo. Esa divina fuente tiene sed de ser buscada con sed, tiene sed de hartar nuestra sed de felicidad" (sobre las palabras de Cristo crucificado: "Tengo sed").

"Predicando la palabra de verdad, engendraron las Iglesias" (sobre la acción misionera de los Doce).

"Cristo es el origen de nuestra vida, el término a donde nos dirigimos y el camino por donde avanzamos".

"¡Oh, Dios mío, si nos engañamos, sois Vos mismo quien nos engaña, porque es imposible que una religión falsa pueda ofrecer tantas señales divinas!"

"Roma ha hablado, la causa ha terminado."

"Si alguien vive fuera de la Iglesia, no es del número de sus hijos; y no queriendo tener a la Iglesia por Madre, no tendrá a Dios por Padre."

"Meditad bien vuestra respuesta y elegid con toda libertad: Si confesáis los milagros de Jesucristo y de los apóstoles, al hacerlo así confesáis que la religión cristiana es obra de Dios, pues sólo Dios puede obrar milagros verdaderos, y no puede hacerlos sino a favor de una religión verdadera y divina. Si negáis estos milagros, atestiguáis mejor aún la divinidad de la religión cristiana. Porque si una religión, enemiga de todas las pasiones, incomprensible en sus dogmas, severa en su moral, se ha establecido sin el auxilio de los milagros, este mismo hecho es el mayor y más inaudito de los milagros. Dadle todas las vueltas que queráis: este dilema es un círculo de hierro del que no podéis salir."

No hay comentarios: