viernes, 17 de marzo de 2017

NOVENA A SAN JOSÉ (OCTAVO DÍA)

 Hacer la señal de la cruz.



Acuérdate de nosotros, bienaventurado san José,

y ayúdanos con tus oraciones y por tú intercesión, junto a aquel que quiso ser considerado tu hijo, y con tu esposa bienaventurada, María Santísima, la Madre del Redentor, que vive y reina con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

Meditación del día correspondiente

  “No podría haber mejor protector para ayudarnos a hacer penetrar en vuestras vidas el espíritu del Evangelio... Es claro que ningún trabajador estuvo jamás tan per­fecta y profundamente penetrado de él como san José,  que vivió con él en la más estrecha intimidad y comunidad de familia y de trabajo. De igual modo, si quieren estar junto a Jesús, les repetimos: vayan a  san José... 



Hacer Petición por la cual se ofrece la Novena



Querido San José quiero pedir tu intercesión, te encomiendo esta súplica ................................ la pongo en tus santas manos, para que la lleves a tu esposa y con Ella, a Jesús nuestro Señor.

Oración Final 

Oh Dios,  que en tu inefable providencia elegiste a san José como esposo de la santísima Madre de tu Hijo, concé denos tener como intercesor en el cielo a quien veneramos como protector en la tierra. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.