martes, 12 de septiembre de 2017

DIÁCONO JORGE NOVOA: BIENAVENTURADOS O FRACASADOS?


Y él, alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: «Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios.
Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados. Bienaventurados los que lloráis ahora, porque reiréis.
Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, que vuestra recompensa será grande en el cielo. Pues de ese modo trataban sus padres a los profetas.

Las bienaventuranzas son el corazón de la Nueva y Eterna Alianza, expresan la plenitud de la ley, son presentadas con fórmulas enigmáticas,  a modo de rutas que conducen a la felicidad. Cómo puede considerarse bienaventurado el pobre, al que tiene hambre, o llora, o aquel que es perseguido con odio? Las fórmulas nos invitan a plantearnos este tipo de preguntas, por lo cual, debemos encontrar la clave que nos permita acceder a la Verdad que contienen. 

Quién es nuestra referencia para comprender las Bienaventuranzas? En quién se cumplen? Cómo debemos interpretarlas? Jesús es el bienaventurado en quien se esclarecen estos enigmas, en su existencia de Hijo: obediente,pobre, hambriento y perseguido , en Él es donde encontramos el modo de comprender cada bienaventuranza. Si las bienaventuranzas son vividas por el Hijo y enseñadas como medulares para la existencia del creyente, se visibilizará en ellas el " camino estrecho" anunciado, que conduce a la vida eterna. Guardan algo de la lógica de la Pascua, por la muerte se entra en la vida, obediencia y confianza se vuelven pilares de la filiación . 

No son propuestas de triunfo al modo en que el mundo vive y propone sus glorias, son exigencias de conversión, de segunda conversión como proponen algunos místicos, son los caminos de los hijos que se sentirán extranjeros en su patria. En las Bienaventuranzas desaparecen los consuelos humanos, porque únicamente el Padre puede consolar los padecimientos de sus hijos, y llenar sus corazones de espereanza.

El  Señor por el Sermón del Monte nos introduce en el ámbito de la grandeza de espíritu, la que te vuelve libre de las opiniones de los "comentaristas de turno", para volver tu rostro al Padre que ve en lo secreto y te dará de sí.

Allí se obra la transformación de los hijos, que padecen pero siguen amando, que sienten crujir en su interior: el egoísmo, la vanidad, vanagloria y soberbia que no quiere morir en nosotros. En las promesas de las bienaventuranzas hay un amor más fuerte que el mal, a quién enfrenta, no solo exteriormente, sino interiormente. Es el momento de dejar las máscaras que cubren nuestros verdaderos rostros, y pedir al Señor que caigan las cadenas de nuestros corazones.

San Agustín nos recuerda que «lo que ayuda no es sufrir estos males, sino soportarlos por el nombre de Jesús, no sólo con espíritu sereno, sino incluso con alegría» (De sermone Domini in monte, I, 5, 13: CCL 35, 13).Es un camino que tiene muchos mojones, a medida que avanzamos el corazón se aligera, y va dejando la carga que lo tiene encadenado a la tierra, y se va transformando en portador de un amor que ama a los hombres en Dios.

Es la aventura apasionante del amor del Señor, que fue y será el hombre más feliz que pisó la tierra, no hubo ni habrá otro que pueda alcanzar este título: Bienaventurado! Luego de Él, su Madre,a Ella todas las generaciones la llaman así, siendo la creatura más humilde, cooperó con la gracia en las obras del Poderoso."Todas las generaciones me llamarán Bienaventurada".

Y yo, y tú, iremos por el camino de las Bienaventuranzas? Son muchos lo que han transitado ,y transitan estas rutas, aquí no se encuentran reporteros, y nada define la cotización en la bolsa. Son los camino del Hijo y la Madre. Quiera Dios sean los míos y los tuyos!!! Bienaventurado eres Señor porque nos permites conocer y amar estos caminos, porque nos enseñas a transitarlos y vas con nosotros para sostenernos en las luchas. Bienaventurado el hombre que abandona la "gloria del mundo", para servir a la gloria de Dios!!!

No hay comentarios: