lunes, 28 de diciembre de 2009

PADRE VICTOR VILLAFAÑE: LA VIRGEN MARÍA EN LA TRADICIÓN ORTODOXA

Para un cristiano ortodoxo, la Santísima Virgen María es la Madre de Dios y por lo tanto, se le debe veneración y honra. María, tiene un lugar privilegiado en la Iglesia Ortodoxa, pues creemos que ha llevado una vida de castidad y pureza, de tal manera que Dios la consideró digna de ser la mujer, en la cual se encarnó el Verbo de Dios. Y esta elección divina no se basó sobre la predestinación, sino sobre la plenitud de las virtudes que ella manifestaba. Dios miró su corazón invadido por la fe y la humildad; esto está claro en sus palabras: “...porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava.”(Lucas 1:47) Este texto no necesita ninguna interpretación, pues vemos, en la humildad de la Virgen, la máxima expresión de sus virtudes. María se humilló y Cristo descendió; ambas cosas, humildad y descenso, se unieron en la realización de la Encarnación Divina.


RANIERO CANTALAMESSA: EL TRIGO Y LA CIZAÑA

Con tres parábolas, Jesús presenta en el Evangelio la situación de la Iglesia en el mundo. La parábola del grano de mostaza que se convierte en un árbol indica el crecimiento del Reino, no tanto en extensión, sino en intensidad; indica la fuerza transformadora del Evangelio que "levanta" la masa y la prepara para convertirse en pan.

Los discípulos comprendieron fácilmente estas dos parábolas; pero esto no sucedió con la tercera, la del trigo y la cizaña, y Jesús tuvo que explicársela a parte. El sembrador, dijo, era él mismo; la buena semilla, los hijos del Reino; la cizaña, los hijos del maligno; el campo, el mundo; y la siega, el fin del mundo.

lunes, 21 de diciembre de 2009

ENCUENTROS CON JESÚS: 26 DE DICIEMBRE


El próximo 26 de diciembre cerraremos el ciclo 2009 de retiros espirituales abiertos, llamados Encuentros con Jesús, los reiniciaremos, Dios mediante, el cuarto sábado del mes de marzo de 2010.

El sábado próximo, y a partir de las 15.30 hs, daremos inicio a ese momento de oración con el Señor y los hermanos. En este tiempo de Navidad, el texto elegido es el de los Magos venidos de Oriente (Mt 2,1-12), que tiene su centros en esta expresión:"Porque vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo ".

CAPILLA MARÍA REINA DE LA PAZ
Bv Batlle y Ordoñez 2659- 15.30 HS
ENCUENTROS CON JESÚS

miércoles, 16 de diciembre de 2009

DIÁCONO JORGE NOVOA: LA FIFA PROMUEVE EL SECULARISMO

El presidente de la FIFA, J. Blatter, anunció que se prohibirá toda expresión religiosa de los deportistas dentro de los campos de juego, al desarrollarse el próximo mundial en Sudáfrica 2010.

La FIFA se suma a la corriente secularizadora que pretende cercenar la dimensión religiosa de la persona humana., reduciéndola al ámbito de lo privado. Los deportistas tienen sus convicciones y creencias religiosas, y la prohibición atenta contra la libertad religiosa. Se evidencia con esta decisión, una comprensión antropológica inadecuada, que pretende imponer el “indiferentismo religioso”.

" La secularización, que se presenta en las culturas como planteamiento del mundo y de la humanidad sin referencia a la Trascendencia, invade todo aspecto de la vida cotidiana y desarrolla una mentalidad en la que Dios está de hecho ausente, en todo o en parte, de la existencia y de la conciencia humana"1.

El deporte es “gimnasia del cuerpo y del espíritu”. El hombre es una unidad indivisible, cuerpo y alma, materia y espíritu. El hombre religioso, reconoce que su religión es la fuente de su obrar moral, inspirador de sus virtudes e ideales. La religión ennoblece al deportista, proponiéndole altos ideales. La rivalidad que se siembra, y que ocasiona tantos males, no tiene su origen en los principio religiosos.

Así expresaba el Papa Juan Pablo II, la valoración que la Iglesia hace del deporte:

“Al veros, no puedo menos de manifestar una vez más mi simpatía por todos los deportistas y por el deporte en sus diversas formas, y al mismo tiempo la estima que la Iglesia tiene por esta noble actividad humana. La Iglesia, como por lo demás sabéis, admira, aprueba y estimula el deporte, descubriendo en él una gimnasia del cuerpo y del espíritu, un entrenamiento para las relaciones sociales fundadas en el respeto a los otros y a la propia persona, y un elemento de cohesión social que favorece incluso relaciones amistosas en el campo internacional. A tanto se eleva la dignidad del deporte, cuando se inspira en principios sanos y excluye todo exceso de peligro en el atleta y de pasión desordenada en el público que se exalta en las contiendas deportivas”.

La selección nacional de Brasil, fue la causante de este alboroto, si estas expresiones religiosas se hubieran dado en algunos de los tantos equipos que tienen una participación nominal, no hubieran pasado a mayores, pero se trata del equipo más laureado del mundo, y que sus grandes estrellas se manifiesten religiosas, atenta contra la cultura de la imagen que la FIFA quiere imponer. Los deportistas producen riquezas en abundancia para el órgano rector del fútbol, y éste, pretende evitar que disminuya debido a las expresiones religiosas.

Que el hombre religioso manifieste públicamente su fe es considerado peligroso, de allí viene la intención de controlar estas expresiones. No se respeta el derecho a la libertad religiosa como un derecho humano esencial, que en nada violenta, cuando expresan su acción de gracias elevando su índice al cielo, o extendiendo sus brazos antes de comenzar el partido o luego de concluido. O colocándose de rodillas en dirección de la Meca.

Que Dios conceda a todos los deportistas “ese "gol", es decir, esa meta final, que es el verdadero y último destino de la vida”.

1- Benedicto XVI: Discurso al Pontificio Consejo para la Cultura, 10 de marzo de 2008.

jueves, 10 de diciembre de 2009

RETIRO ESPIRITUAL EN ESCOBAR (BUENOS AIRES)


El viernes 11 de diciembre, a partir de las 18.30 hs, daremos comienzo con nuestro querido amigo el padre Fabián Barrera CM, a un retiro espiritual centrado en la persona de María: "Totus Tuus".

Nos proponemos un itinerario espiritual, suplicándole al Señor la gracia de poder conocer a la Virgen como la conoce Él.Te pedimos una oración por los frutos espirituales de este Encuentro. Qué la Virgen nos alcance la gracia de renovar nuestra entrega al Señor!!!

El teléfono de contacto en Escobar es: LAURA MOYANO 00549 11377476

lunes, 7 de diciembre de 2009

BENEDICTO XVI: QUÉ ES LA TEOLOGÍA? CÓMO HACER VERDADERA TEOLOGÍA?

Queridos hermanos y hermanas:

Las palabras del Señor, que acabamos de escuchar en el pasaje evangélico, son un desafío para nosotros, teólogos, o más bien, siendo más precisos, una invitación a un examen de conciencia: ¿qué es la teología? ¿Qué somos nosotros, los teólogos? ¿Cómo hacer verdadera teología? Hemos escuchado que el Señor alaba al Padre porque ha ocultado el gran misterio del Hijo, el misterio trinitario, el misterio cristológico, a los sabios y a los doctos --no lo han conocido-- y lo ha revelado a los pequeños, a los nepioi, a aquellos que no son doctos, que no tienen una gran cultura. A ellos se les ha revelado este gran misterio.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

MONSEÑOR MARIO DE GASPERÍN: EL PROBLEMA DE LA VIOLENCIA EN MÉXICO

1. Dos días íntegros consagramos los obispos de México a reflexionar sobre el problema angustiante de la violencia en nuestro país; lo hicimos estudiando un documento de trabajo, presentado por la Comisión de Pastoral Social del episcopado, escuchando a diversos ponentes y dialogando entre nosotros. Publicamos un breve mensaje y anunciamos un texto amplio y documentado ante tema tan complejo. Me traje algunas ideas y reflexiones, que comparto con ustedes.

MONSEÑOR DOMINGO CASTAGNA: SAN PÍO DE PIETRELCINA

El hombre humilde
En el intento de presentar hombres en quienes se manifieste “la santidad sacerdotal”, he aceptado la oportuna sugerencia de dedicar esta reflexión al Padre Pío (San Pío de Pietrelcina). Hace pocos días he tenido el privilegio de postrarme ante su venerable sepultura, en San Giovanni Rotondo. Es un santo contemporáneo, fallecido en el año 1968 y recientemente canonizado por el Siervo de Dios Juan Pablo II. Me podría detener, con éxito para algunos espíritus anhelantes de fenómenos extraordinarios, en lo que aparentemente atrajo la atención del mundo. Me refiero a los estigmas, los milagros, las bilocaciones y el conocimiento prodigioso de las conciencias. Mi intención es descubrir el grado de santidad sacerdotal que lo distingue y destaca entre sus hermanos sacerdotes. El secreto de la misma es, ciertamente, la humildad. Un pobre frailecillo que no pretende ser más que un “pobre frailecillo”. Lo que identifica su personalidad sacerdotal es obra exclusiva de Dios. Así se deja hacer por el Espíritu hasta adoptar los rasgos que lo conforman con su Señor y Maestro, sobre todo la pobreza, el martirio y la inintegibilidad humana de la Cruz.


martes, 1 de diciembre de 2009

BENEDICTO XVI: SAN BERNARDO DE CLARAVAL

Hoy quiero hablar sobre san Bernardo de Claraval, llamado el "último de los Padres" de la Iglesia, porque en el siglo XII, una vez más, renovó e hizo presente la gran teología de los Padres. No conocemos con detalles los años de su juventud, aunque sabemos que nació en el año 1090 enFontaines, en Francia, en una familia numerosa y discretamente acomodada. De joven, se entregó al estudio de las llamadas artes liberales —especialmente de la gramática, la retórica y la dialéctica— en la escuela de los canónigos de la iglesia de Saint-Vorles, en Châtillon-sur-Seine, y maduró lentamente la decisión de entrar en la vida religiosa. Alrededor de los veinte años entró en el Císter, una fundación monástica nueva, más ágil respecto de los antiguos y venerables monasterios de entonces y, al mismo tiempo, más rigurosa en la práctica de los consejos evangélicos. Algunos años más tarde, en 1115, san Bernardo fue enviado por san Esteban Harding, tercer abad del Císter, a fundar el monasterio de Claraval (Clairvaux). Allí el joven abad, que tenía sólo 25 años, pudo afinar su propia concepción de la vida monástica, esforzándose por traducirla en la práctica. Mirando la disciplina de otros monasterios, san Bernardo reclamó con decisión la necesidad de una vida sobria y moderada, tanto en la mesa como en la indumentaria y en los edificios monásticos, recomendando la sustentación y la solicitud por los pobres. Entretanto la comunidad de Claraval crecía en número y multiplicaba sus fundaciones.