sábado, 15 de octubre de 2016

SANTA TERESA DE JESÚS


Se cuenta que Santa Teresa de Jesús, yendo un día por las escaleras del Monasterio de la Encarnación en Avila, España, se tropezó con un hermoso Niño.


Sorprendida por ver un niño dentro de la clausura monacal, se dirigió a él preguntándole:- ¿Y tú quién eres?.

El niño le replicó a su vez con otra pregunta: -¿Y quién eres tú?.

La madre respondió: -Yo, Teresa de Jesús.

Y el niño sonriente le repuso: -Pues yo soy, Jesús de Teresa.

Nuestra relación con el Señor tendría que ser tan íntima, tan asidua, tan verdadera, que se pudiera hacer realidad en nosotros ese diálogo entre Santa Teresa y Jesús, es decir, ser cada uno de Jesús y viceversa.

VISITA: DE LA MANO DE TERESA DE JESÚS http://wwwdelamanodeteresadejesus.blogspot