viernes, 30 de agosto de 2013

DIÁCONO JORGE NOVOA: NECIOS O PRUDENTES? (Mt 25, 1-13)

 
Mas a media noche se oyó un grito: “¡Ya está aquí el novio! ¡Salid a su encuentro!”Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron y arreglaron sus lámparas. Y las necias dijeron a las prudentes: “Dadnos de vuestro aceite, que nuestras lámparas se apagan.”
Pero las prudentes replicaron: “No, no sea que no alcance para nosotras y para vosotras; es mejor que vayáis donde los vendedores y os lo compréis.”
Mientras iban a comprarlo, llegó el novio, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de boda, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron las otras vírgenes diciendo: “¡Señor, señor, ábrenos!”
Pero él respondió: “En verdad os digo que no os conozco.”Velad, pues, porque no sabéis ni el día ni la hora
.

Jesucristo aparece en la parábola presentado como el novio, que aguardan las vírgenes su llegada. San Juan  Bautista es según su testimonio es el amigo del novio que se alegra con su llegada. Pero nadie sabe el día ni la hora, solamente el Padre conoce está acción conclusiva del Hijo. Por ello confesamos en el credo, que "volverá para juzgar a vivos y muertos".

Lo que sí sabemos, es que nos encontraremos con él, al atravesar el umbral del tiempo, por la puerta de la muerte, para ingresar en la eternidad. Allí, vendrá el novio, para cada uno de nosotros, y dado que no conocemos la hora ni el día,  el Señor nos invita a vigilar.

Jesús nos enseñanza en la parábola, que las vírgenes toman distintos recaudos, abala  y promueve el comportamiento que califica de prudente y  descalifica el otro, denominándolo necio. Aquí está el centro, hay una preparación que se cimienta  sobre la prudencia,  que nos ayudará a esperar al Señor, y necio  es el que no guarda recaudos para aguardarlo.

Al hablarnos de su tardanza, parece llamarnos la atención sobre nuestros posibles cálculos, en cuanto a su llegada, no solamente en el plano de su segunda venida gloriosa, sino también, en lo que respecta al fin de  nuestra propia vida  en esta tierra. Los  jóvenes  piensan equivocadamente que la religión es para los mayores, dado que su partida de este mundo es inminente, o incluso aquellos que están muy ocupados en sus negocios, y no piensan que ésta sea una realidad a la que deban darle prioridad.

Qué es la prudencia? Santo Tomás la llama " virtud especial", es una virtud cardinal  por la que discernimos  en distintas circunstancias el bien y elegimos los medios adecuados para alcanzarlo. Tanto Aristóteles como Santo Tomás ven en ella la regla recta de la acción, "el hombre cauto medita sus pasos".

Para ello es importante ponderar adecuadamente  algunas realidades, si tomamos el ejemplo de las vírgenes prudentes, seguramente nos preguntemos,  por qué resolvieron además de cargar sus lámparas, llevar un carga en la alcuza? Seguramente hay dos cosas que conocen, y que utilizan al discernir lo que deben hacer: a) se habrán quedado en alguna oportunidad sin aceite en la lámpara, b) tienen conocimiento de la duración del aceite en la lampara encendida. Si a ello le agregamos el valor apreciable de lo que está en juego, la llegada del "novio" y el encuentro definitivo con Él,  juzgan y deciden que no pueden arriesgar a quedarse sin aceite. Este proceso es ejecutado por la prudencia, que abre las puertas por su acción a otras virtudes.

Atenta contra la prudencia,  el arrebatamiento  impetuoso, la imprudencia irreflexiva, el no valorar las circunstancias y los conocimientos adquiridos que nos ayudan en la decisión nueva que hay que realizar, también lo hace toda acción timorata o dubitativa. Estás imprudencias, Jesús las tipifica de necedad. El mismo Señor dice que todo hombre que va a edificar algo, antes ve, si es posible concluir la obra, no sea que al llegar a la mitad, descubra que no la puede terminar.  La palabra " solercia" supone la investigación que cada hombre hace por sí mismo,  consultando y aprovechando la experiencia de los expertos.

El amor que le tenemos nos conduce a esperarlo pacientemente y con confianza, no dudamos de su amor manifestado en la cruz, y sabemos que muchas veces tarda para darnos nuevas oportunidades. El amor alimentará el tiempo de espera, lo llenará de razones y nos sostendrá cuando nos alcance el cansancio.

ENTREVISTA AL PAPA FRANCISCO

La cadena Globo de Brasil en la JMJ logró realizar una entrevista al Papa Francisco, el Santo Padre respondió en español y está presentada con sub-títulos en portugués. Vale la pena escuchar al Papa Francisco...

domingo, 25 de agosto de 2013

MEDJUGORJE: MENSAJE 25 DE AGOSTO 2013





Mensaje del 25 de agosto de 2013 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina


"¡Queridos hijos! También hoy el Altísimo me concede la gracia de estar con ustedes y de guiarlos hacia la conversión. Día tras día yo siembro y los invito a la conversión para que sean oración, paz, amor, y trigo que al morir produce el céntuplo. No deseo que ustedes, queridos hijos, tengan que arrepentirse por todo lo que pudieron hacer y no hicieron. Por eso hijitos, digan de nuevo con entusiasmo: “Deseo ser un signo para los demás”. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”
Message 25 August 2013
“Dear children! Also today, the Most High is giving me the grace to be with you and to lead you towards conversion. Every day I am sowing and am calling you to conversion, that you may be prayer, peace, love - the grain that by dying will give birth a hundredfold. I do not desire for you, dear children, to have to repent for everything that you could have done but did not want to. Therefore, little children, again, with enthusiasm say: ‘I want to be a sign to others.’ Thank you for having responded to my call.”
Messaggio 25 agosto 2013
"Cari figli! Anche oggi l’Altissimo mi dona la grazia di essere con voi e di guidarvi verso la conversione. Giorno dopo giorno Io semino e vi invito alla conversione perché siate preghiera, pace, amore e grano che morendo genera il centuplo. Non desidero che voi, cari figli, abbiate a pentirvi per tutto ciò che potevate fare e che non l’avete voluto. Perciò, figlioli, di nuovo con entusiasmo dite: “ Desidero essere segno per gli altri”. Grazie per aver risposto alla mia chiamata.”
Botschaft 25 August 2013
„Liebe Kinder! Auch heute gibt mir der Allerhöchste die Gnade, bei euch zu sein und dass ich euch zur Bekehrung führe. Jeden Tag säe ich und rufe euch zur Bekehrung auf, damit ihr Gebet, Friede, Liebe seid und das Weizenkorn dass sterbend hundertfach Frucht bringt. Liebe Kinder, ich möchte nicht, dass euch all das reut, was ihr gekonnt hättet, aber es nicht wolltet. Deshalb, meine lieben Kinder, sagt von neuem mit Begeisterung: „ Ich möchte den Anderen ein Zeichen sein“. Danke, dass ihr meinem Ruf gefolgt seid!“
Message 25 août 2013
«Chers enfants, aujoud’hui encore, le Très-Haut me donne la grâce d’être avec vous et de vous conduire vers la conversion. Chaque jour, je sème et je vous appelle à la conversion, afin que vous soyez prière, paix, amour, le grain qui en mourant porte du fruit au centuple. Je ne désire pas, chers enfants, que vous ayez à regretter tout ce que vous pouviez faire et n’avez pas voulu faire. C’est pourquoi, petits enfants, dites à nouveau avec enthousiasme : « Je désire être un signe pour les autres. » Merci d’avoir répondu à mon appel.»
Poruka 25 kolovoz 2013
„Draga djeco! I danas mi Svevišnji daje milost da sam s vama i da vas vodim prema obraćenju. Svakim danom ja sijem i pozivam vas na obraćenje, da budete molitva, mir, ljubav, žito koje umirući rađa stostruko. Ne želim da se vi, draga djeco, kajete za sve ono što ste mogli a niste htjeli. Zato, dječice, iznova s poletom recite: „ Želim biti znak drugima“. Hvala vam što ste se odazvali mome pozivu.“


--
 Centro María Reina de la Paz
       Montevideo-Uruguay
www.mariareinadelapaz.com.uy
info@mariareinadelapaz.com.uy

viernes, 23 de agosto de 2013

PADRE MIGUEL PASTORINO: LA PUERTA ESTRECHA...

HANS URS VON BALTHASAR: VIGÉSIMO PRIMER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

"De entre ellos escogeré sacerdotes y levitas".La profecía del final final del libro de Isaías (primera lectura) dice al pueblo de Israel con toda claridad que Dios llamará también a hombres de paises lejanos, que nunca oyeron su fama, y que entre ellos escogerá a algunos como sacerdotes y servidores particulares. para Israel es una tarea sumamente dificil saberse el pueblo elegido y a la vez tener que relativizarse hasta el punto de tener que admitir esto: la misma elección afectará a otros cuando llegue el momento, un momento que solo Dios conoce. Estos otros, que en general eran considerados por Israél como enemigos de Dios, son ahora llamados por Dios "vuestros hermanos". Los sacrificios que ellos ofrecerán en el templo del señor no están manchados ni carecen de valor (como los sacrificios paganos), pues traen ofrendas " en vacijas puras"¿Cómo se comportará israél con respecto a esta promesa?

"No sé quienes sois". El evangelio da respuesta a esta cuestión, pues se dirige ante todo a ese Israel que no quiere admitir la ampliación anunciada por el profeta.Que desconocidos de "Oriente y Occidente, del Norte y del Sur", vengan a sentarse a la mesa en el reino de Dios con los patriarcas de Israél, es algo tan insoportable para los interlocutores de Jesús que éstos, "con rechinar de dientes", pasan a convertirse en últimos, aunque eran los primeros, e incluso ya no se les permite entrar. Tienen que reconocer que se comportaron como auténticos "malvados" cuando se empecinaron en su presunta prerrogativa mientras comían y bebían con Jesús y éste enseñaba en sus plazas. Las duras palabras que oyen por boca de jesús son palabras de advertencia, de aviso, pero pueden provenir de su amor. Y aunque al final se les dice que serán los últimos, convienen no olvidar que este último puesto (como confirmana muchas profecías: Ez 16,63) es ciertamente el lugar de la verguenza, pero no el de la desesperación. hay una esperanza para todo Israel (Ro 11,26).
"El Señor reprende a los que ama". La segunda lectura, que habla de la reprensión de Dios, de la corrección que procede del amor, se dirige ciertamente primero a los cristianos.Estos deben sentirse igualmente interpelados por las advertencias del evangelio.Pues también ellos pueden, como los judíos, alaedear de su elección y de sus presuntas prerrogativas, y por eso precisamente pueden quedarse fuera y ser relegados al último puesto. Por ello han de recordar que no deben entender la corrección simplemente como en un castigo en su vida, sino como un necesario instrumento pedagógico que quiere conferir a su fe y a su vida relajadas un nuevo vigor cristiano. Pero también el Israel postcristiano debería recordar estas palabras a propósito de la corrección, que ya le fueon dichas en als Escrituras de la Antigua de la corrección, que ya le fueron dichas en la Escritura de la Antigua Alianza (Pr 3,11-12). Si es verdad que los dones y las llamadas de Dios son irrevocables (Ro 11,29), entonces la larga pasión de Israel no puede ser más que un acontecimiento histórico dentro de su elección.

jueves, 22 de agosto de 2013

DIÁCONO JORGE NOVOA: EL REINO COMO TESORO O PERLA PRECIOSA

PELÍCULA FICCIÓN O REALIDAD: LA VIRGEN CONDUCE A JESÚS

PAPA FRANCISCO Y VIRGEN DESATANUDOS

P. RIVERA E IRABURU : LA GRACIA EN LA BIBLIA

 La sagrada Escritura es la revelación del amor de Dios a los hombres, amor que se expresa en términos de fidelidad, misericordia, promesa generosa (Sal 76,9-10; Is 49,14-16). 

La palabra griega jaris, traducida al latín por gratia, es la que en el Nuevo Testamento significa con más frecuencia ese favor divino, esa benevolencia gratuita y misericordiosa de Dios hacia los hombres, que se nos ha manifestado y comunicado en Jesucristo.

La gracia es un estado de vida, de vida nueva y sobrenatural, recibida de Dios como don: el Padre nos ha hecho «gratos en su Amado» (Ef 1,6; +2 Cor 8,9). Ella nos libra del pecado y nos da la filiación divina (Rm 4,16; 5,1-2. 15-21; Gál 2,20-21; 2 Tim 1,9-10). Pero es también una energía divina que ilumina y mueve poderosamente al hombre. Por ella podemos negar el pecado del mundo y vivir santamente (Tit 2,11-13). Por ella Cristo nos asiste, comunicándonos sobreabundantemente su Espíritu (Jn 10,10; 15,5; 20,22; Rm 5,20; Ef 1,8; Flp 4,19). En la gracia, nuestra debilidad se hace fuerza (2 Cor 12,9-10; Flp 4,13). Ella es también una energía estable que potencia para ciertas misiones y ministerios (Rm 1,5; 1 Cor 12,1-11; Ef 4,7-12).

martes, 20 de agosto de 2013

EGIPTO: 50 IGLESIAS ATACADAS

CRISTIANO CONDENADO EN IRÁN POR DISTRIBUIR EVANGELIOS

El interés de los jóvenes por el cristianismo se ha convertido en un problema preocupante para las autoridades iraníes

REDACCIÓN_ Vatican insiderROMA

Un iraní, convertido del Islam al cristianismo, ha sido condenado a diez años de prisión por “crímenes contra la seguridad del Estado”. No es la primera vez que sucede y, desgraciadamente, no será el último caso. Esta vez tocó a “Mostafa” Mohammad-Hadi Bordbar, de la ciudad de Rasht, pues fue acusado de conspiración y condenado por haber distribuido copias del Evangelio en el país. Según los informes de la la Agencia Fides, los documentos de la corte muestran que el hombre habría confesado “haber dejado el Islam para seguir el cristianismo”, y “considerando la evangelización un deber suyo, había distribuido 12.000 evangelios de bolsillo”.


Después de haber recibido el bautismo, Mostafa, había comenzado una “iglesia en casa”, una asamblea de adoración doméstica, con reuniones de oración en casa, consideradas “ilegales”. Mostafa fue detenido en Teherán, el 27 de diciembre de 2012, después de una redada policial en su casa. Los agentes de seguridad detuvieron e interrogaron durante horas a todos los presentes en la reunión, unos 50 cristianos iraníes. En su casa la policía encontró material de publicaciones cristianas, como películas, libros, CDs y más de 6.000 copias del Evangelio. Mostafa ya había sido detenido en 2009 por su conversión al cristianismo, y fue declarado culpable de apostasía, pero puesto en libertad bajo fianza.En otro caso reciente, señalado a la Agencia Fides por la Agencia iraní cristiana “Mohabat News”, un tribunal de la ciudad de Robat-Karim, al sur de Teherán, ha condenado a un año de prisión y dos años de exilio al joven Ebrahim Firouzi, otro cristiano iraní, por “actividades de evangelización y distribución de Biblias”, consideradas, “en oposición al régimen de la República Islámica de Irán”.


En la sentencia el juez describe a Ebrahim Firouzi como “culpable de actos delictivos por haber celebrado reuniones de oración en casa y por difundir entre los jóvenes el libertinaje y dudas sobre los principios islámicos”. El joven ha sido arrestado en marzo de 2013.
  
Como recuerdan las ONG “Barnabas team” y “Christian Solidarity Worldwide”, comprometidas con la defensa de los cristianos en el mundo, en los últimos años el interés de los jóvenes iraníes por el cristianismo ha hecho que la conversión al cristianismo sea un problema preocupante para las autoridades iraníes. Muchas iglesias de lengua Farsi han sido cerradas en Teherán y otras ciudades, mientras que la presión sobre los cristianos convertidos del Islam va en aumento. El nuevo presidente iraní, Hassan Rouhani, ha hablado de una posible “reforma de los derechos civiles” pidiendo recientemente la clero religioso islámico “detener la interferencia del Estado en la vida privada de las personas”

lunes, 19 de agosto de 2013

HORACIO BOJORGE SJ: EL DEMONIO DE LA ACEDÍA (11)

DIÁCONO JORGE NOVOA: UN "PASO MÁS"

En esto se le acercó uno y le dijo: «Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir vida eterna?»
El le dijo: «¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es el Bueno. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.»
«¿Cuáles?» - le dice él. Y Jesús dijo: «No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio ,y amarás a tu prójimo como a ti mismo.»
Le dice  el joven: «Todo eso lo he guardado; ¿qué más me falta?»
Jesús le dijo: «Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego ven, y sígueme.»


El pasaje que meditamos , se lo conoce como el  diálogo de Jesús con el "joven rico", éste se acerca al Señor con una pregunta central, ella versa sobre la vida eterna. Las obras de nuestra vida deben ser dignas de ese bien. Es cierto, y a veces lo olvidamos, que ninguna obra por buena que sea puede ganarnos el cielo, pues éste  será siempre un don del Padre para sus hijos, un don concedido en el árbol de la cruz. Alguno podrá argumentar, diciendo, entonces vivamos de cualquier manera?

La vida eterna comienza ya en esta vida terrena, a modo de germen, san Juan en su evangelio, trasmite esa enseñanza de Jesús: esta es la vida eterna: "que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesucristo "(17, 3). Sabemos que el conocimiento que se invoca, no es mera comprensión intelectual, conocer bíblicamente , significa establecer una relación vital, que incluye la comprensión intelectual .

Por la fe y la caridad comenzamos a gustar de la vida eterna y a vivir como hijos. La vida cristiana es expresión de esta filiación que hemos recibido por el santo Bautismo.

Jesus inicialmente  le señala los mandamientos como camino para la vida eterna, ellos son las rutas de los hijos para alcanzar la felicidad. Los primeros tres se  refieren a las relaciones con Dios, y los restantes a las relaciones con el prójimo. Rutas exigentes y apasionantes.

El joven siente en su interior el deseo de dar un "paso más", reconoce que vive los mandamientos desde  su juventud y busca en Jesús la respuesta a esta inquietud. Jesús le hablará de perfección, de seguimiento, esta es la última palabra que le dirige al joven: SÍGUEME..

La invitación de Jesús responde a este "paso más" que quiere dar el joven, pero conlleva exigencias y renuncias. El seguimiento de Cristo, para todos, conlleva exigencias y renuncias, que brotan del lugar que  Él ocupa en nuestras vidas. Seguirlo es amarlo por encima de todas las cosas y personas, y obedecerlo  , pues nuestra relación con él ,tiene toda la vitalidad de la expresión bíblica conocimiento. Él ha resucitado y vive para siempre.

Nuestro seguimiento, se concreta en el camino de conversión que nos propone la Iglesia.  Para ello hay que  liberar el corazón de los amos que lo quieren dominar, amos exteriores e interiores: personas ,reputación, cosas, o el egoísmo, la envidia y tantas otras realidades que buscan afincarse en el corazón y reinar desde allí. Jesucristo viene a liberarte del pecado y todas sus consecuencias.

Este pasaje, nos viene bien a todos, no importa si eres joven o anciano, el centro del mensajes vale para todos, hay que dar " un paso más", siempre es importante avanzar en el camino de la fe, porque como dicen los maestros de la vida espiritual, " el que no avanza, retrocede". Seguirlo es ponerse detrás, para recorrer el camino que nos lleve a transitar, y para ello, necesitamos estar ligeros de equipaje, hay que aligerar el corazón de las cargas que lo dominan, no sea que nos ocurra como al joven que tenía buenos propósitos pero su corazón permanecía prisionero de sus bienes o de sus miedos.

No siempre estará el dinero obstaculizando nuestra entrega, cada uno sabrá, porqué causas  los deseo de perfección quedan sofocados por las esclavitudes de corazón. Para ti, también hay un sígueme...

viernes, 16 de agosto de 2013

DIÁCONO JORGE NOVOA: LO QUE DIOS HA UNIDO NO LO SEPARE EL HOMBRE


En  aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron para ponerlo a prueba:

-¿Es lícito a uno despedir a su mujer por cualquier motivo?

El les respondió:

-¿No habéis leído que el Creador en el principio los creó hombre y mujer, y dijo: «Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne»? De modo que ya no son dos sino una sola carne. Pues lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre.
Ellos insistieron:
-¿Y por qué mandó Moisés darle acta de repudio y divorciarse?
El le contestó:
-Por lo tercos que sois os permitió Moisés divorciaros de vuestras mujeres; pero al principio no era así. Ahora os digo yo que si uno se divorcia de su mujer -no hablo de prostitución- y se casa con otra comete adulterio.
Los discípulos le replicaron:
-Si esa es la situación del hombre con la mujer, no trae cuenta casarse.
Pero él les dijo:
-No todos pueden con eso, sólo los que han recibido ese don.
Hay eunucos que salieron así del vientre de su madre, a otros los hicieron los hombres, y hay quienes se hacen eunucos por el Reino de los Cielos. El que pueda con esto, que lo haga.

El  diálogo con los Fariseos, se inicia con una pregunta tramposa, en muchas ocasiones buscarán desacomodar a Jesús con este  tipo de maniobras. La temática es el divorcio, pero la pregunta inicial, es por la validez de los motivos. En tiempos de Jesús , la ley permitía al hombre, repudiar a su mujer por motivos totalmente banales. El texto bíblico de la ley que autorizaba a dar acta de divorcio esta en Dt 24,1: " Si un hombre se casa con una mujer, y después descubre en ella algo que no le agrada, le escribirá un acta de divorcio, se la entregará y despedirán  de su casa". Las escuelas rabínicas entendieron ese algo, una de modo totalmente flexible ( Hillel) se resumía a entender, cualquier cosa es válida, y la otra de modo más estricto ( Shammai), aceptaba que únicamente algo grave podía permitir el divorcio.

Jesús establece claramente que no hay causas que permitan el divorcio. Por qué? La institución de orden natural que es el matrimonio,ha sido elevada por Cristo  a la categoría de sacramento, y  de esta manera fue celebrado y vivido por la Iglesia Católica. Al decir de orden natural, no estamos afirmando que sea puramente humana, esta inscripta en la misma naturaleza del hombre y la mujer por el Creador.  A estos comienzos alude Cristo, al plan original de Dios, que hizo al varón exclamar en el paraíso al ver a la mujer," esta es carne de mi carne"( Gn 2,23-24). Ya no son dos,  no se refiere a una suerte de pasta nueva que se realiza mezclando a cada cónyuge, sino  que fueron creados el uno para el otro, de modo que están destinados por Dios a unirse en este sagrado vínculo. " Por esos dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y vendrán a ser los dos una sola carne" (Gn 2,24).

Jesús habla del libro del Génesis, de lo que allí se nos ha revelado, y afirma que esta disposición divina de los orígenes no ha perdido vigencia, y no queda atada  a los cambios culturales, sino al designio divino original. Tampoco cambia o se anula debido a  la caída original, al contrario, Cristo muestra que permanece vigente. No olvidemos que el libro del Génesis incluye luego de la caída, la promesa de la redención (Gn 3,14-16), de modo que el "principio" aludido por el Señor, en este texto, incluye la obra de la redención que Él mismo consumará, como alianza eterna, entre Cristo esposo y la Iglesia su esposa. 

Lo que Dios ha  unido no lo separe el hombre. No resulta necesario explicar la afirmación de Jesús, al celebrarse válidamente el sacramento del matrimonio, el vínculo que se establece es indisoluble, para siempre.

Es cierto que culturalmente campea el divorcio, y que son pocas las voces que hablan de su tragedia, y del flagelo que supone para la sociedad. También pueden algunos creyentes, adherirse a doctrinas psicológicas ateas, pero resulta incuestionable la postura de Jesús defendida por la Iglesia. "Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre"

Hay muchos temas que quedan vinculados con este: la preparación al sacramento del matrimonio, la noción antropológica, los divorciados vueltos a casar, los separados que injustamente son víctimas de tantos malos tratos, el noviazgo cristiano, en fin,  diversos temas importantes que no modifican la enseñanza de Jesús, que volvió a invitar a los hombres de su tiempo, a no escudarse en el permiso de Moisés,  sino a vivir el designio primero.

RANIERO CANTALAMESSA: LA CORRECCIÓN FRATERNA (Mt 18,15-20)


La convivencia humana está entretejida de contrastes, conflictos y tuertos recíprocos, debidos al hecho de que somos diferentes por temperamento, puntos de vista, gustos. El Evangelio tiene algo que decirnos también en este aspecto tan común y cotidiano de la vida. Jesús presenta el caso de uno que ha cometido algo que es realmente equivocado en sí mismo: «Si tu hermano llega a pecar...». No se refiere sólo a una culpa cometida contra nosotros. En este último caso es casi imposible distinguir si lo que nos mueve es el celo por la verdad o más bien el amor propio herido. En todo caso, sería más una autodefensa que una corrección fraterna.


¿Por qué dice Jesús: «repréndele a solas»? Ante todo por respeto al buen nombre del hermano, de su dignidad. Dice: «tú con él», para dar la posibilidad a la persona de poderse defender y explicar sus acciones en plena libertad. Muchas veces lo que a un observador externo le parece una culpa, en las intenciones de quien la comete no lo es. Una franca explicación disipa muchos malentendidos. Pero esto no es posible cuando el problema se lleva al conocimiento de todos.

¿Cuál es, según el Evangelio, el motivo último por el que es necesario practicar la corrección fraterna? No es ciertamente el orgullo de mostrar a los demás sus errores para resaltar nuestra superioridad. Ni el de descargarse la conciencia para poder decir: «Te lo había dicho. ¡Ya te lo había advertido! Peor para ti, si no me has hecho caso».

No, el objetivo es ganar al hermano. Es decir, el genuino bien del otro. Para que pueda mejorarse y no encontrarse con desagradables consecuencias. Si se trata de una culpa moral, para que no comprometa su camino espiritual y su salvación eterna. No siempre depende de nosotros el buen resultado de la corrección (a pesar de las mejores disposiciones, el otro puede no aceptarla, hacerse más rígido); por el contrario, depende siempre y exclusivamente de nosotros el buen resultado… a la hora de recibir una corrección.

No sólo existe la corrección activa, sino también la pasiva; no sólo existe el deber de corregir, sino también el deber de dejarse corregir. Y aquí es donde se ve si uno es suficientemente maduro para corregir a los demás.

Quien quiere corregir a alguien tiene que estar dispuesto a ser corregido. Cuando ves que una persona recibe una observación y escuchas que responde con sencillez: «Tienes razón, ¡gracias por habérmelo dicho!», te encuentras ante una persona de valor.

La enseñanza de Cristo sobre la corrección fraterna debería leerse siempre junto a lo que dice en otra ocasión: «¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu propio ojo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: "Hermano, deja que saque la brizna que hay en tu ojo" no viendo tú mismo la viga que hay en el tuyo? » (Lucas 6, 41-42).

En algunos casos no es fácil comprender si es mejor corregir o dejar pasar, hablar o callar. Por este motivo es importante tener en cuenta la regla de oro, válida para todos los casos, que el apóstol Pablo ofrece en la segunda lectura (Romanos 13, 8-10) de este domingo: «Con nadie tengáis otra deuda que la del mutuo amor... La caridad no hace mal al prójimo». Es necesario asegurarse, ante todo, de que en el corazón se dé la disposición de acogida a la persona. Después, todo lo que se decida, ya sea corregir o callar, estará bien, pues el amor «no hace mal a nadie».

miércoles, 14 de agosto de 2013

PAPA FRANCISCO CONSAGRARÁ EL MUNDO AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA


CIUDAD DEL VATICANO, 14 de agosto de 2013 (Zenit.org) - El 13 de octubre el papa Francisco consagrará el mundo al
Corazón Inmaculado de María, a los pies de la Estatua de la Virgen de Fátima. En respuesta al deseo del santo padre - se lee en la web oficial del Santuario - la imagen de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, que se venera en la capilla de las Apariciones, estará en Roma el 12 y
 13 de octubre en ocasión de la Jornada mariana promovida por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

La jornada mariana es uno de los eventos cruciales en el calendario de las celebraciones papales del Año de la Fe. Cientos de movimientos e instituciones unidas a la devoción mariana que se reunirán en la capital para este encuentro. El presidente del dicasterio para la Nueva Evangelización, monseñor Rino Fisichella, en una carta enviada al obispo de Leiria-Fátima, monseñor António Marto, ha anunciado que "todas las realidades eclesiales de espiritualidad mariana" son invitadas a la Jornada.

En el programa del encuentro - informa  la web - está previsto un peregrinaje a la tumba del apóstol san Pedro, el día 12 de octubre, y otros momentos de oración y meditación. El 13, tendrá lugar la solemne celebración eucarística, presidida de papa Francisco, en la plaza de San Pedro.

"Es un vivo deseo del santo padre que la Jornada Mariana pueda tener como signo particular uno de los iconos marianos más significativos para los cristianos de todo el mundo, y por este motivo, hemos pensado en la amada estatua original de la Virgen de Fátima", ha escrito monseñor Fisichella. Así, la imagen de la Virgen de uno de los santuarios más famosos del mundo saldrá de Portugal la mañana del 12 de octubrepara volver en la tarde del 13. Durante su ausencia, en la Capilla de las Apariciones se colocará la primera imagen de la Virgen Peregrino de Fátima, entronizada en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario del 8 de diciembre de 2003.

martes, 13 de agosto de 2013

GIORGIO SERNANI: LA ASUNCIÓN,PREFIGURADA EN EL PROTOEVANGELIO

La verdad de la Asunción no está implícitamente dicha en las Escrituras, pero sí figurada en el Protoevangelio: así argumentaron, en el Concilio Caticano I, los 200 Padres que solicitaron el dogma. El mismo se apoyo en la revelación indirecta de las Sagradas Escrituras, ya que todos los otros dogmas de María que exigen la Asunción tienen su apoyo en ellas.

La Maternidad Divina exige la Asunción porque la carne de Cristo es carne de María, dice un refrán teológico. No cabe pensar que el Hijo de Dios, Hijo de María, permitiera que su Madre sufra la corrupción.El prodigio de que su cuerpo lo haya concebido y dado a luz en perfecta virginidad, supone -exige-la Asunción, y la exige la Inmaculada Concepción, porque su cuerpo que jamás tuvo pecado no puede corromperse, dado que la corrupción y la muerte son consecuencias del pecado.


El principio de su Maternidad llena de misterio y de una virginidad admirable, lo enunciaron en el siglo II San Ignacio mártir, san Justino, San Ireneo y, en el siglo III, Tertuliano,Orígenes, San Hipólito y San Grgorio Taumaturgo.Según este principio,dice el p. Roschini, el cuerpo de María, consagrado por altísimos misterios, no podía ser presa de la muerte. La preservación de la corrupción en el parto reclamaba preservación de la corrupción de la tumba.

JUAN PABLO II .CATEQUESIS SOBRE LA ASUNCIÓN

El dogma de la Asunción afirma que el cuerpo de María fue glorificado después de su muerte. En efecto, mientras para los demás hombres la resurrección de los cuerpos tendrá lugar al fin del mundo, para María la glorificación de su cuerpo se anticipó por singular privilegio.

El 1 de noviembre de 1950, al definir el dogma de la Asunción, Pío XII no quiso usar el término «resurrección» y tomar posición con respecto a la cuestión de la muerte de la Virgen como verdad de fe. La bula Munificentissimus Deus se limita a afirmar la elevación del cuerpo de María a la gloria celeste, declarando esa verdad «dogma divinamente revelado».

¿Cómo no notar aquí que la Asunción de la Virgen forma parte, desde siempre, de la fe del pueblo cristiano, el cual, afirmando el ingreso de María en la gloria celeste, ha querido proclamar la glorificación de su cuerpo?

El primer testimonio de la fe en la Asunción de la Virgen aparece en los relatos apócrifos, titulados «Transitus Mariae», cuyo núcleo originario se remonta a los siglos II-III. Se trata de representaciones populares, a veces noveladas, pero que en este caso reflejan una intuición de fe del pueblo de Dios.

A continuación se fue desarrollando una larga reflexión con respecto al destino de María en el más allá. Esto, poco a poco, llevó a los creyentes a la fe en la elevación gloriosa de la Madre de Jesús en alma y cuerpo, y a la institución en Oriente de las fiestas litúrgicas de la Dormición y de la Asunción de María.

La fe en el destino glorioso del alma y del cuerpo de la Madre del Señor, después de su muerte, desde Oriente se difundió a Occidente con gran rapidez y a partir del siglo XIV, se generalizó. En nuestro siglo, en vísperas de la definición del dogma, constituía una verdad casi universalmente aceptada y profesada por la comunidad cristiana en todo el mundo.

Así, en mayo de 1946, con la encíclica Deiparae Virginis Mariae, Pío XII promovió una amplia consulta, interpelando a los obispos y, a través de ellos a los sacerdotes y al pueblo de Dios, sobre la posibilidad y la oportunidad de definir la asunción corporal de María como dogma de fe. El recuento fue ampliamente positivo: sólo seis respuestas, entre 1.181, manifestaban alguna reserva sobre el carácter revelado de esa verdad.

Citando este dato, la bula Munificentissimus Deus afirma: «El consentimiento universal del Magisterio ordinario de la Iglesia proporciona un argumento cierto y sólido para probar que la asunción corporal de la santísima Virgen María al cielo (...) es una verdad revelada por Dios y por tanto, debe ser creída firme y fielmente por todos los hijos de la Iglesia» (AAS 42 [1950], 757).

La definición del dogma, de acuerdo con la fe universal del pueblo de Dios, excluye definitivamente toda duda y exige la adhesión expresa de todos los cristianos.

Después de haber subrayado la fe actual de la Iglesia en la Asunción, la bula recuerda la base escriturística de esa verdad. El Nuevo Testamento, aun sin afirmar explícitamente la Asunción de María, ofrece su fundamento, porque pone muy bien de relieve la unión perfecta de la santísima Virgen con el destino de Jesús. Esta unión, que se manifiesta ya desde la prodigiosa concepción del Salvador, en la participación de la Madre en la misión de su Hijo y, sobre todo en su asociación al sacrificio redentor no puede por menos de exigir una continuación después de la muerte. María, perfectamente unida a la vida y a la obra salvífica de Jesús, compartió su destino celeste en alma y cuerpo.

La citada bula Munificentissimus Deus, refiriéndose a la participación de la mujer del Protoevangelio en la lucha contra la serpiente y reconociendo en María a la nueva Eva, presenta la Asunción como consecuencia de la unión de María a la obra redentora de Cristo. Al respecto afirma: «Por eso, de la misma manera que la gloriosa resurrección de Cristo fue parte esencial y último trofeo de esta victoria, así la lucha de la bienaventurada Virgen, común con su Hijo, había de concluir con la glorificación de su cuerpo virginal» (AAS 42 [1950], 768).

La Asunción es, por consiguiente, el punto de llegada de la lucha que comprometió el amor generoso de María en la redención de la humanidad y es fruto de su participación única en la victoria de la cruz.

lunes, 12 de agosto de 2013

DIÁCONO JORGE NOVOA: HIJOS O EXTRAÑOS (Mt 17,22-27)

En aquel tiempo, mientras Jesús y los discípulos recorrían juntos la Galilea, les dijo Jesús:
–Al Hijo del Hombre lo van a entregar en manos de los hombres, lo matarán, pero resucitará al tercer día.
Ellos se pusieron muy tristes.
Cuando llegaron a Cafarnaún, los que cobraban el impuesto de las dos dracmas se acercaron a Pedro y le preguntaron:
–¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas?
Contestó:
–Sí.
Cuando llegó a casa, Jesús se adelantó a preguntarle:
–¿Qué te parece, Simón? Los reyes del mundo, ¿a quién le cobran impuestos y tasas, a sus hijos o a los extraños?
Contestó:
–A los extraños.
Jesús le dijo:
–Entonces, los hijos están exentos. Sin embargo, para no darles mal ejemplo, ve al lago, echa el anzuelo, coge el primer pez que pique, ábrele la boca y encontrarás una moneda de plata. Cógela y págales por mí y por ti.


El texto de hoy, comienza con el anuncio de la pasión, Jesús les habla  del sufrimiento que padecerá, esto sume los corazones de los discípulos en la tristeza. Aman a Jesús, y no quieren que sufra, es algo muy humano, de allí que se entristezcan. El anuncio abarca tres partes: ser entregado, morir y resucitar. Para ellos, el anuncio de la resurrección permanece bastante incomprensible, en tiempo de Cristo, los Fariseos enseñaban la existencia de la resurrección, como un acontecimiento al final de los tiempos . Reparan en el anuncio de su muerte, pero aún no pueden hacerlo en el de la resurrección 


El segundo tema que aparece, hace referencia al reclamo en Cafarnaún del pago de impuestos. Jesús  expresa una distinción interesante , habla de hijos y de extraños (esclavos), y reconoce que no tiene obligación alguna de pagar, El es el Hijo, que vive en perfecta libertad. El impuesto era una forma de sometimiento de los imperios, así el imperio romano recaudaba por impuestos directos ( en virtud de las propiedades) e indirectos ( por compras o ventas realizadas ).

Este de las dos dracmas, según san Hilario, es para el mantenimiento del Templo, "se pide al Señor que pague los didracmas; esto es, dos denarios Imponía la ley este impuesto a todo Israel, por la redención del cuerpo y el alma y a fin de atender a los ministros del templo".

Jesús manifiesta que no está sujeto al impuesto y luego lo paga, evita primero el escándalo de sus discípulos y luego el de los cobradores de impuesto. Él no quiere ser un lugar de tropiezo para nadie, igualmente enseñará a sus discípulos a no reconocer ninguna otra autoridad, por encima de Dios. Finalmente no rehusa pagar tributo, pero no lo hace de la manera ordinaria.

 Hijos o extraños?Libres o desconocidos? Jesucristo en la cruz pagará toda deuda de la humanidad, nos alcanzará la libertad y condición de hijos, ya no por el imperio de la fuerza,  sino por la fuerza del amor.

SAN FRANCISCO DE SALES : CÓMO DEBEMOS PARTICIPAR DE LA SANTA MISA?

DE LA SANTA MISA Y CÓMO SE HA DE OÍR


1. Todavía no te he hablado del sol de las prácticas espírituales, que es el santísimo, sagrado y muy excelso sacrificio y sacramento de la Misa, centro de la religión cristiana, corazón de la devoción, alma de la piedad, misterio inefable, que comprende el abismo de la caridad divina, y por el cual Dios, uniéndose realmente a nosotros, nos comunica magníficamente sus gracias y favores.

2. La oración, hecha en unión de este divino sacrificio, tiene una fuerza indecible, de suerte, Filotea, que, por él, el alma abunda en celestiales favores, porque se apoya en su Amado, el cual la llena tanto de perfumes y suavidades espirituales, que la hace semejante a una columna de humo de leña aromática, de mirra, de incienso y de todas las esencias olorosas, como se dice en el Cantar de los Cantares.

3. Haz, pues, todos los esfuerzos posibles, para asistir todos los días a la santa Misa, con el fin de ofrecer.. con el sacerdote, el sacrificio de tu Redentor a Dios, su Padre, por ti y por toda la Iglesia. Los ángeles, como dice San Juan Crisóstomo, siempre están allí presentes, en gran número, para honrar este santo misterio; y nosotros, juntándonos a ellos y con la misma intención, forzosamente hemos de recibir muchas influencias favorables de esta compañía. Los coros de la Iglesia militante, se unen y se juntan con Nuestro Señor, en este divino acto, para cautivar en Él, con Él y por Él, el corazón de Dios Padre, y para hacer enteramente nuestra su misericordia. ¡ Qué dicha para el alma aportar devotamente sus afectos para un bien tan precioso y deseable!


4. Si forzosamente obligada, no puedes asistir a la celebración de este augusto sacrificio, con una presencia real, es menester que, a lo menos´ lleves allí tu corazón, para asistir de una manera espiritual. A cualquiera hora de la mañana ve a la iglesia en espíritu, si no puedes ir de otra manera; une tu intención a la de todos los cristianos, y, en el lugar donde te encuentres, haz los mismos actos interiores que harías, si estuvieses realmente presente a la celebración de la santa Misa en alguna iglesia.


5. Ahora bien, para oír, real o mentalmente, la santa Misa, cual conviene: 1.º Desde que llegas, hasta que el sacerdote ha subido al altar, haz la preparación juntamente con él, la cual consiste en ponerte en la presencia de Dios, en reconocer tu indignidad y en pedir perdón por tus pecados, 2º Desde que el sacerdote sube al altar hasta el Evangelio, considera la venida y la vida de Nuestro Señor en este mundo, con una sencilla y general consideración. 3º Desde el Evangelio hasta después del Credo, considera la predicación de nuestro Salvador, promete querer vivir y morir en la fe y en la obediencia de su santa palabra y en la unión de la santa Iglesia católica. 4º Desde el Credo hasta el Pater Noster, aplica tu corazón a los misterios de la muerte y pasión de nuestro Redentor, que están actual y esencialmente representados en este sacrificio, el cual, juntamente con el sacerdote y el pueblo, ofrecerás a Dios Padre, por su honor y por tu salvación. 5º Desde el Pater Noster hasta la comunión, esfuérzate en hacer brotar de tu corazón mil deseos, anhelando ardientemente por estar para siempre abrazada y unida a nuestro Salvador con un amor eterno. 6º Desde la comunión hasta el fin, da gracias a su divina Majestad por su pasión y por el amor que te manifiesta en este santo sacrificio, conjurándole por éste, que siempre te sea propicio, lo mismo a ti que a tus padres, a tus amigos y a toda la Iglesia, y, humillándote con todo tu corazón recibe devotamente la bendición divina que Nuestro Señor te da por conducto del celebrante.


Pero, si, durante la Misa, quieres meditar los misterios que hayas escogido para considerar cada día, no será necesario que te distraigas en hacer actos particulares, sino que bastará que, al comienzo, dirijas tu intención a querer adorar a Dios y ofrecerle este sacrificio por el ejercicio de tu meditación u oración, pues en toda meditación se encuentran estos mismos actos o expresa, o tácita o virtualmente.


sábado, 10 de agosto de 2013

HANS URS VON BALTHASAR: XIX DOMNGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Todos los textos de esta celebración nos exigen vivir en tensión, en movimiento (éxodo), desinstalados, en estado de peregrinación; en una palabra vivir a vela, en vela en razón de la fe, en razón de la promesa de Dios, en razón de las cuentas que habremos de rendir pronto.

La fe es seguridad de lo que se espera. La segunda lectura llama a esta existencia desinstalada simplemente (fe). La fe se apoya en una palabra recibida de Dios que anuncia una realidad invisible y futura.
Esto se muestra en la experiencia de Israel, que comienza con el éxodo de Abrahán y se continúa a través de los siglos; esta fe puede ser sometida a duras pruebas, como cuando se continúa a través de los siglos; esta fe puede ser sometida a duras pruebas, como cuando se exige a Abrahán que sacrifique a su hijo, como demuestra también el hecho de que todos los representantes de la Antigua Alianza “murieron sin hacer recibido la tierra prometida”. Estos aprendieron casi más drásticamente que los cristianos lo que significa vivir “como huéspedes y peregrinos en la tierra”, y buscar una patria que está más allá de toda su existencia perecedera. Porque en el destino de Jesús y en la recepción del Espíritu Santo los cristianos no solamente “han visto y saludado de lejos” la patria celeste, sino que, como dice Juan, “han oído, visto y palpado la Palabra que es la vida eterna”, y según Pablo han recibido el Espíritu Santo como arras, como prenda o garantía de lo que esperan, por lo que pueden y deben ir al encuentro del cumplimiento de la promesa con mayor seguridad, y por ello también con mayor responsabilidad.

La noche de la liberación se les anunció de antemano. La primera lectura muestra que ya en la Antigua Alianza la fe no estaba desprovista de toda garantía: hubo anuncios que se cumplieron, como el de la noche de la comida pascual o la promesa de Dios al rey David, como la predicción de los profetas sobre el exilio y su duración. Todo hombre atento recibe tales signos: Dios le muestra así que está en el buen camino; si exige de él la fe, Dios no le dejara en la incertidumbre, aunque a veces sea sometido a una dura prueba como Abrahán o algunos profetas, pues en último término su fe no puede apoyarse sobre signos y milagros, sino sobre la fidelidad de Dios, que mantiene su palabra de un modo inquebrantable.

Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá. En el evangelio aparecen múltiples variantes de la exigencia dirigida a los cristianos de vivir siempre preparados, en vela. Y esto tanto más cuanto mayores sean los dones y tareas que Dios les ha dado y encomendado. Las tareas encomendadas por Dios se cumplen de la mejor manera cuando el criado no pierde de vista que en cualquier momento puede ser llamado a rendir cuentas; por tanto, cuando cada uno de sus momentos temporales es inmediatamente vivido y configurado de cara a la eternidad. Si el cristiano olvida esta inmediatez, olvida también el contenido de su tarea terrena y de la justicia que ésta implica “empieza a pegarles a los mozos y a las muchachas”; ahora queda claro que el cristiano no practicará esta justicia, si no es capaz de mirar más allá del mundo para poner sus ojos en las exigencias de la justicia eterna, que no es una mera “idea”, sino el Señor viviente cuya aparición Perea toda la historia del mundo.

viernes, 9 de agosto de 2013

DIÁCONO JORGE NOVOA: HOY ES POSIBLE EDIFICAR EL HOGAR?

El hogar ha sido siempre para los cristianos algo sagrado, por un lado es don, realidad recibida que debe ser acogida con gratitud, y por el otro tarea. Ser conscientes de ambas realidades resulta necesario para reconocer nuestro protagonismo en su construcción. La expresión hogar no se detiene en la realidad edilicia, sino en las relaciones humanas; esto permite reconocer que las expresiones que lo describen adecuadamente son: encuentro, reunión, compartir, dialogar, trabajar,familia, etc...

El hogar es una realidad a edificar. Aunque la casa (materialmente) está construida, el hogar siempre es una tarea a realizar, que necesita del compromiso permanente de todos sus miembros; las distintas edades, capacidades intelectuales o fuerzas físicas permiten descubrir la complementariedad existente para la edificación del bien común que es el hogar.

No se trata del espacio físico, necesario para moverse, se trata del espacio que se establece cuando sus habitantes hacen en sus vidas lugar a los demás, entregándoles su tiempo para interesarse por lo que le ocurre al otro. Yo me vuelvo protagonista cuando asumo mi responsabilidad, buscando aportar mis cualidades, ocupando mi lugar y dando el lugar que a otros corresponde.

El hogar es el lugar propio del crecimiento humano, pero también de su envejecimiento, el aprendizaje se cimienta en expresiones tales como; sacrificio, abnegación, diversión, amor, perdón, respeto, solidaridad y responsabilidad.

El mundo y su vértigo propone algunos comportamiento que distorsionan su finalidad. Enumero tres: el "hogar cibercafé","hogar cine" y el "hogar hotel".

El hogar, para algunos, queda descrito con la expresión “cibercafé”, sabemos que hay lugares que ofrecen el servicio de utilizar una computadora para realizar una tarea, jugar o conectarse por internet para enviar mensajes o recabar información. Este comportamiento se ha instalado en los hogares, y hay algunos que viven en el hogar a modo de un “cibercafé”, encienden la computadora y consumen sus días y horas delante de las pantallas. Resulta complejo atraerlos a otro lugar de la casa, que no sea el que tiene la computadora, y cada día es más complejo vincularlo a los diálogos familiares gratuitos. Esos que cuentan historias de paseos, los primeros días en la escuela, la primera salida en el auto de la familia, las vacaciones, los contratiempos...

Vivir en el hogar como en el “cine”, tiene como protagonista a la televisión, se ha multiplicado su presencia nociva en las casas, antes había una y la familia se reunía para ver un programa, compartiendo incluso sus impresiones, hoy cada uno quiere tener la suya. Al llegar de la jornada laboral, muchos que no han saludado a los distintos miembros de la familia, se han acercado a encender el televisor, aunque todavía no se pusieron cómodos, incluso dejando el televisor encendido cuando todavía no se pondrán frente a él. Y que decir, si es necesario compartirlo cuando no hay acuerdos en lo que queremos ver. Vivir de esta manera, va cada día impidiendo que uno se ponga frente al otro, porque todos se ponen frente al televisor que ejerce su cátedra, imponiendo a todos silencio. Y no hablemos de los contenidos...

También se ha instalado pensar que el hogar es un “hotel”, allí me ducho, como y duermo. Entro y salgo, incluso a veces creo que los otros son los que se ocupan de mis cosas, tales como, limpiarme el dormitorio, lavarme la ropa, levantar del piso lo que dejé tirado.

Las tres imágenes que presentamos describen comportamientos que producen serias alteraciones familiares, sus disfunciones afectan a todos. Es posible cambiar estos comportamientos y comprometernos en edificar el hogar, como un espacio de relaciones habitables , en realidad un amor responsable que permite convivir, en salud o enfermedad, pobreza o riqueza, acuerdos o desacuerdos. La construcción del hogar es tarea de todos. El clima del hogar es un bien arduo que es necesario conquistar.

jueves, 8 de agosto de 2013

LA CANCIÓN QUE CONMOVIÓ LA JMJ 2013

El cantante es Matt Maher, canadiense y católico practicante.

PAPA FRANCISCO SE ENCUENTRA Y CONVERSA CON PEREGRINOS

DIÁCONO JORGE NOVOA: QUIÉN DICEN QUE SOY YO? (Mt 16, 13-23)

En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta
pregunta a sus discípulos:
“¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?”
Ellos le respondieron:
“Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que Jeremías o alguno de los profetas”.
Luego les preguntó:
“Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”
Simón Pedro tomóla palabra y le dijo:
“Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”.
Jesús le dijo entonces:
“¡Dichoso tú, Simón, hijo de Juan, porque esto no te lo ha revelado ningún hombre, sino mi Padre, que está en los cielos! Y yo te digo a ti que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. Los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella. Yo te daré las llaves del Reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo”.
Y les ordenó a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Mesías.
A partir de entonces, comenzó Jesús a anunciar a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén para padecer allí mucho de parte de los ancianos, de los sumos sacerdotes y de los escribas; que tenía que ser condenado a muerte y resucitar al tercer día.
Pedro se lo llevó aparte y trató de disuadirlo, diciéndole:
“No lo permita Dios, Señor. Eso no te puede suceder a ti”. Pero Jesús se volvió a Pedro y le dijo:
“¡Apártate de mí, Satanás, y no intentes hacerme tropezar en mi camino, porque tu modo de pensar no es el de Dios, sino el de los hombres!”


La escena narrada, que transcurre en Cesárea de Filipo, nos muestra al Señor, que realiza a sus discípulos las siguientes preguntas: 1)quién dice la gente que es el Hijo del hombre?2) y ustedes,¿quien dicen que soy yo?. La primera recoge lo que piensa la gente, y desde luego, lo  que escuchan sus discípulos, pero esto no basta, ahora la pregunta es para ellos.

Todo discípulo de Cristo, tarde o temprano, debe responder a esta pregunta: quién soy yo para ti?Un maestro, hombre ejemplar,revolucionario, mi maestro, el Señor, mi Dios. La respuesta nace de la relación que nos une a Él, de que modo lo llamas en la intimidad de tu oración?

Jesús recibe la confesión de fe de Pedro. Esto no nace en Pedro como el resultado de un razonamiento lógico,  no es alcanzable por la inteligencia  humana ,por más sublime que sea, es revelación del Padre. Solamente el Padre conoce el misterio del Hijo, y lo revela a quien quiere. El conocimiento eclesiástico del Señor es gracia de revelación del Padre, comunicada por el Espíritu Santo.  Es el Padre el que atrae a los hombres hacia Cristo. Esta acción del Espíritu Santo, también está presente en nuestra confesión sobre el misterio del Hijo.

La revelación del misterio del Hijo, es vínculo con Él y conocimiento para el hombre del designio de Dios para su vida. Pedro inspirado, ha manifestado por su confesión, la verdad que estaba  en Jesús oculta a los ojos de sus discípulos, ahora Jesús le da a conocer el designios de Dios para él. Cuando nos encontramos con Él y le reconocemos, confesándolo, Él nos revela el designio de Dios para nuestra vida, nos da a conocer lo que somos en el plan de Dios.

Simón ahora será Pedro, en la Escritura el cambio de nombre , se refiere a la misión, en este caso, "Kefa", roca, lugar sobre el que se edifica, la fe de Pedro es el lugar sobre el que se edifica la Iglesia. Este texto, recibe aún mayor claridad , si recordamos la promesa de Jesús: " yo rezaré por ti,  para que tu fe no desfallezca". La fe de Pedro está sostenida por la oración de Jesús, por ello, el Señor mismo le encomienda, custodiar la  fe y confirmar a los hermanos en ella.

La misión  encomendada,  conlleva una doble potestad,contra los poderes del infierno y el atar y desatar , simbolizado en las llaves. Jesús para la misión, sabe que es necesario un vínculo estrecho, que Él garantiza, entre el cielo y la tierra.

La segunda parte del texto, comienza con el anuncio escandalizante  del camino de padecimientos  que transitará el Mesías, va por el sendero del siervo  sufriente, profetizado por Isaías. El mismo Pedro, que acaba de confesar su fe en él, se revela contra  el anuncio de los sufrimientos de su Maestro. A Pedro lo escandaliza el camino elegido por el Padre y cumplido fielmente por el Hijo, y esto hace que se vuelva  instrumento del enemigo, intentando disuadir al Señor de cumplir la voluntad de su Padre. Permanecían en Él los vestigios de un Mesías triunfante.

Jesús lo reprende severamente, y revela al que se encuentra en el origen del planteamiento de Pedro, ciertamente que él no es Satanás, pero ha puesto en acción su plan al dar lugar en su corazón a la tentación del Maligno. Este es el pan del Maligno, apartar a Jesús del camino del sufrimiento expiatorio.

El sufrimiento escandaliza y muchas veces nos lleva a preguntarnos, dónde está Dios? Si Él existe no debe querer el  mal? Ciertamente, el mal no entró en el mundo por Dios, sino por libertad mal empleada del hombre, que abandonó a Dios por las criaturas. Lo que padecemos son las consecuencias de nuestras decisiones al abandonar a Dios, y de vivir como si Él no existiera. El mal permitido por Dios, es una oportunidad para unirnos a la cruz de Cristo, en ella, el bien ha vencido al mal definitivamente, nosotros aguardamos  a que la plenitud de esta promesa se realice en nosotros y toda la creación.

Crees en el Señor? Aceptas sus caminos, incluso cuando son misteriosos y transitan por senderos de sufrimiento?Quién es El para ti? O incluso más fuertemente expresado: quién soy yo para ti?

miércoles, 7 de agosto de 2013

DIÁCONO JORGE NOVOA: ESO NO PUEDE PASARTE....

" Desde entonces empezó Jesús a explicar a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén y
padecer allí mucho por parte de los senadores, sumos sacerdotes y letrados, y que tenía que ser ejecutado y resucitar al tercer día.Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo.
-¡No lo permita Dios, Señor! Eso no puede pasarte.
Jesús se volvió y dijo a Pedro:
-Quítate de mi vista, Satanás, que me haces tropezar; tú piensas como los hombres, no como Dios."

 El  pasaje que meditamos es conocido como la confesión de fe de Pedro, el Señor revela que su respuesta es fruto de una gracia de revelación del Padre. La verdad contenida en la respuesta de Pedro no se origina en su capacidad intelectual, es iluminación divina, que se plasma en lenguaje humano, para que los hombres conozcan la verdad sobre Jesús.

El Padre que está en el cielo, se hace presente en la tierra en su Hijo muy amado, y por la comunicación de la verdad contenida en la expresión de Pedro: "tu eres el Mesías, el Hijo del Dios vivo". Jesús como en otras oportunidades se goza de los designios del Padre,  reconoce en Pedro a uno de los sencillos que reciben la revelación celestial :" Bienaventurado tú"...

Esta  expresión gozosa de Jesús cambiará ante la decisión que Pedro manifiesta de impedir que el Señor vaya a Jerusalén. Enérgicamente Jesús le responderá: "Quítate de mi vista, Satanás, que me haces tropezar; tú piensas como los hombres, no como Dios". La escena es la misma, y en ella se manifiesta claramente estos dos comportamientos  contrapuestos. 

Dejemos a Pedro, y veamos que resonancias trae el texto  para nosotros. Dóciles instrumentos al servicio del Señor y su designio o gobernados por los pensamientos de los hombres sin Dios, que son causa de tropiezo para muchos. Un binomio que está presente en nosotros y en nuestras decisiones.

La docilidad es un gracia que hay que implorar. Es necesario habituarse a sintonizar con las mociones del Espíritu Santo, su presencia silenciosa y amable nos impulsa descubriéndonos los caminos de Dios. El modelo de disponibilidad es la Madre del Señor, ella, en las escenas evangélicas nos muestra la escucha atenta y  su pronta respuesta ante los proyectos de Dios.

También vive en nosotros "el hombre viejo", con sus sueños egoístas , soberbio y demasiado centrado sobre sí mismo. Cuando la escena queda dominada por El, las cosas de Dios las vive con su lógica humana, y trata de dominarlo todo siguiendo su propia voluntad. 

El papa Francisco ha resaltado el valor de la fe, y ha dicho que es para la vida del hombre como un "giro coopernicano", pues  del mismo modo que la teoría de Coopernico reconoció que en el centro estaba el sol, desplazado a la tierra a su órbita, la fe pone en el centro a Dios y nos ubica en el lugar justo. No gira Dios alrededor nuestro, somos nosotros los que giramos alrededor de Dios.