martes, 29 de julio de 2008

P.MANUEL GUERRA GÓMEZ: LA MASONERÍA TIENE RELACIÓN CON EL LUCIFERISMO

BUENOS AIRES, 29 Jul. 08 / 02:19 am (ACI).- El experto de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), P. Manuel Guerra Gómez, afirmó que por la cantidad de mentiras y de odio que existe actualmente, "nuestra época, no menos que otras y tal vez más que otras, merece apodarse demoníaca", y advirtió que el debilitamiento del cristianismo en occidente hace que las personas ingresen a las sectas, incluso las satánicas.

"¡Cuánto se miente! ¡Cuánto odio rencor, envidia!", expresó el P. Guerra Gómez en una entrevista en la que explicó la naturaleza del culto a Satanás, y en la que afirmó que "los hombres y mujeres estamos contaminados de lo demoníaco en la medida en que estemos impregnados de mentira y de odio".

El experto aclaró que el satanismo no es un bloque monolítico. "Por eso es preferible usar ‘demonismo’ como la designación genérica de lo vinculado con el Demonio, los demonios y lo demoníaco. Es como un tronco con tres ramas: el satanismo, el luciferismo y la brujería", explicó.
Doctor en Teología patrística y en Filología clásica, el sacerdote indicó que entre los rasgos comunes de las sectas demoníacas está su "huída de Dios y de la cruz". Recordó que "el demonio siente pánico ante la cruz", porque ella, desde la muerte redentora de Cristo, "se ha convertido en signo del Amor que es Dios".

"El hecho de que los satánicos y luciferinos no soporten la cruz erguida, triunfante, suena a eco del odio del Demonio a la Cruz. En sus ceremonias ponen el crucifijo invertido, cabeza abajo", señaló. Otros rasgos son "el irracionalismo religioso o la necesidad de sentir algo en sus manifestaciones más degradadas", como la "búsqueda desenfrenada del placer sexual"; así como el compromiso que asumen sus miembros de venerar al Demonio y de participar "de su malignidad".

Asimismo, explicó, entre las características que las diferencian, está el hecho de que las sectas satánicas "suelen ser dualistas", creen que Satanás "es el Principio del Bien, de la libertad, del placer", y que Dios es el "Principio del Mal, de la esclavitud, de la ascesis". Su rito principal, indicó, es la "misa negra".

Por su parte, "las sectas brujeriles agrupan a mujeres que, individualmente o en vida de comunidad" tienen "relaciones peculiares con el Demonio".

Masonería y luciferismo

Durante la entrevista, el experto también explicó las características que diferencian a las sectas luciferinas de las demás. Estas, afirmó, "en su casi totalidad (Orden Illuminati, la OTO, la Golden Dawn/Alba Dorada, BOTA, etc.) se basan en alguno de los Ritos de la masonería". "En la práctica y casi siempre también en teoría y en el plano de las creencias consideran a Lucifer como Dios único", advirtió. La masonería "guarda relación no con el satanismo, sino con el luciferismo".

"Ya en el grado 3º, que es común a casi todos los Ritos masónicos, la figura de Hiram Abif representa la tradición luciferina, la del Ángel de la Luz o Lucifer. En la iniciación del grado 29 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, probablemente el más practicado por las distintas Obediencias o Potencias masónicas en España, ‘el Baphomet (figuración supuestamente templaria de Lucifer), dios andrógino, es paseado en forma circular’ por la logia", explicó.

El presbítero señaló que un texto que relata el itinerario masónico es "Sectas y Órdenes. Masones, Illuminati, Rosacruces, Skull and Bones", escrito por el judío Gabriel López de Rojas, masón grado 33 y fundador de la Orden Illuminati, quien abandonó la masonería y su Orden en noviembre del año 2006, y afirmó que "las órdenes sectarias y la masonería" son "idolatría que aparta de Dios". "Por primera vez alguien que ha estado dentro nos cuenta toda la verdad", indicó el miembro de la RIES.

El experto advirtió que "no solo las sectas luciferinas, también las de la Wicca o brujería moderna han sido fundadas por masones".El P. Guerra Gómez advirtió que "al debilitarse la fe cristiana, mayoritaria en el mundo occidental, han proliferado como por necesidad un sinnúmero de sectas, también las demoníacas".

Sin embargo, afirmó que es también "la fascinación de lo oculto y de lo novedoso, el afán de evasión de lo ordinario y rutinario, el incremento de los desequilibrios psíquicos, la soledad, alguna prueba dura", lo que impulsa a muchas personas a ingresar a estas sectas.

Finalmente, el miembro del RIES recomendó a los padres a estar atentos a las actividades de sus hijos. Relató el caso de una chica española de doce años que a través de Internet contactó con una secta satánica. Indicó que a raíz de ello, la menor comenzó a bajar en sus estudios y a distanciarse de sus amigos y seres queridos. Sin embargo, "la solicitud de unos padres responsables llegó a tiempo".

"El sentido religioso es connatural al ser humano", "quien no adora a Dios, se tallará un ídolo a su medida", advirtió.
(Fuente aciprensa: hhtp://www.aciprensa.com)

lunes, 28 de julio de 2008

P. MIGUEL. A . FUENTES IVE: ¿QUIENES FUERON LOS REYEN MAGOS?

El término 'magos' (magoi) que aparece en Mt 2,1 se refiere a lo que en la antigüedad se denominaba 'sabios'; en este caso fueron hombres sabios que vinieron 'del Este' (Mt 2,1), lo cual puede ser una referencia a Arabia, Mesopotamia o algún lugar más al este de Palestina. El hecho de que fueran guiados por una estrella (2,2) sugiere que fueron instruidos en astrología o en la ciencia de la navegación y en el cálculo del tiempo por medio de las configuraciones estelares.

Esto se refuerza con las investigaciones hechas por G. Messina, según las cuales la palabra 'mago' parece derivarse de la forma persa 'maga', don, que es la revelación del Sabio del Señor (Magda) anunciada primeramente a Zoroastro. Y de aquí también el llamarse 'magu' y 'mogu': participadores del don. Mago, pues, viene a ser discípulo de Zoroastro.

Aparte de una tribu de Media llamada así, los magos aparecen, en su primera época, como una casta sacerdotal de Media y Persia. Además se dedicaban al estudio de la sabiduría. Estrabón dice que ellos eran 'celosos observadores de la justicia y de la virtud'. Y Cicerón dice que son 'la clase de sabios y doctores en Persia'.

Fue Orígenes quien por ver primera propuso que fueran tres magos en razón de los tres dones ofrecidos al niño (cf. Mt 2,11). Antes del siglo VI ningún autor afirma expresamente que fueran reyes, salvo, quizá Tertuliano que sugirió que se trataba de 'casi reyes' ('fere reges': cf. Adv. Jud., 9 and Adv. Marc., III.13), y esto se hizo popular por interpretar así la referencia al Salmo 72,10 (los reyes de la tierra se postrarán y le ofrecerán sus dones) que parece estar implícita en el relato de San Mateo. El arte los presenta como reyes ya desde el siglo VIII, mientras que en las pinturas de las catacumbas de Santa Priscila, de comienzo del siglo II-IV, los representa solo como nobles persas.

El Nuevo Testamento calla sobre el número y su pretendida realeza. A partir del siglo VIII recibirán nombres, con algunas variaciones (los primeros fueron Bithisarea, Melchior y Gathaspa). Los hoy corrientes Gaspar, Melchor y Baltasar, se los da, en el siglo IX, el historiador Agnello, en su obra 'Pontificalis Ecclesiae Ravennatis'. Ya en la Edad Media fueron incluso venerados como santos. Y también la escena de los magos adorando al Niño Jesús se convirtió en tema favorito en el arte de los bajorrelieves, miniaturas y vitrales.

domingo, 27 de julio de 2008

ENCUENTROS CON JESÚS (26 de julio)



El 26 de julio se realizó en la Capilla María Reina de la Paz, en la ciudad de Montevideo, un nuevo Encuentro con Jesús. Participaron 157 hermanos de distintas comunidades, la palabra de Dios que nos convocó fue: "Yo no soy digno que éntres en mi casa pero una Palabra tuya bastará para sanarme".

El Señor nos habla en su Palabra, en los cantos (Hinneni), en las comunidades a través de los hermanos, en el paso con el Santísimo Sacramento, en un gran clima de oración y recogimiento, y fundamentalmente en la Santa Misa, con el sublime momento de la Confesión... El próximo será el 23 de agosto... Escuchalo y bajalo...
http://www.badongo.com/audio/10647865

viernes, 25 de julio de 2008

ESTA BENDICIÓN ES PARA TÍ

Estando en San Antonio de Arredondo, en la ruta que lleva a un monasterio de hermanas benedictinas, encontramos al borde del camino esta bendición.

Si das un doble click sobre la imagen, la podrás leer, aunque te propongo que al leerla, sientas que ella hoy se pronuncia sobre tí...

miércoles, 23 de julio de 2008

RETIRO ESPIRITUAL: GRACIAS CÓRDOBA

Del 18 al 20 de julio,y por invitación de mis queridos amigos, los padres Fabián Barrera y Héctor Espósito, participé junto a Cristina, predicando un retiro, en la ciudad de Córdoba (Argentina) cuyo tema central era la "Palabra de Dios".

El retiro se llevó a cabo en San Antonio de Arredondo, un lugar soñado, perfectamente cuidado de matriz franciscana. El paisaje del entorno invitaba a la contemplación de Dios, sierras y más sierras, "montes y cumbres alaben al Señor".


Los hermanos que participaron eran alrededor de 100, deseosos de amar y servir al Señor, con gran avidez por la Palabra de Dios. Nos sentimos desbordados por lo bien que nos hicieron sentir. Con una gran hospitalidad y generosidad estaban atentos a nosotros permenentemente.

El p. Fabián parece infatigable, las jornadas comenzaban muy temprano y concluian muy tarde, lamento no haber podido registrar "el Rosario de la aurora", a la hora 7, en los alrededores de la casa, en la penumbra con una imagen de la Virgen rezando el Rosario.

La bendición de la mesa, ella siempre fue un lugar para el Encuentro fraterno, los testimonios que escuché despertaban continuamente mi admiración. Todos tuvieron su pequeña historia de fe en el "Amparo de María", se ve claramente como allí se derrama la gracia de Dios.

Quiero agradecer a Ezequiel, su canto y oración ungidas ayudaron al encuentro con el Señor, al igual que el trabajo de los servidores, silenciosos trabajadores de la viña del Señor. Y especialmente, quiero agrader al Señor y a la Madre (como habitualmente designan a la Virgen) hemos recibido mucho más de lo que pudimos modestamente dar. Dios bendiga a Córdoba...


En el epílogo, ya en la casa del p. Fabián, con el corazón desbordante de gratitud, y una palabra que lo resume todo....GRACIAS ...


viernes, 18 de julio de 2008

BENEDICTO XVI: HEMOS DE REGRESAR AL CENÁCULO

Pero para comprender la misión de la Iglesia hemos de regresar al Cenáculo donde los discípulos permanecían juntos (cf. Lc 24, 49), rezando con María, la «Madre», a la espera del Espíritu prometido. Toda comunidad cristiana tiene que inspirarse constantemente en este icono de la Iglesia naciente. La fecundidad apostólica y misionera no es el resultado principalmente de programas y métodos pastorales sabiamente elaborados y «eficientes», sino el fruto de la oración comunitaria incesante (cf. Pablo VI, Exhort. apost. Evangelii nuntiandi, 75). La eficacia de la misión presupone, además, que las comunidades estén unidas, que tengan «un solo corazón y una sola alma» (cf. Hch 4, 32), y que estén dispuestas a dar testimonio del amor y la alegría que el Espíritu Santo infunde en los corazones de los creyentes (cf. Hch 2, 42). El Siervo de Dios Juan Pablo II escribió que antes de ser acción, la misión de la Iglesia es testimonio e irradiación (cf. Enc. Redemptoris missio, 26). Así sucedía al inicio del cristianismo, cuando, como escribe Tertuliano, los paganos se convertían viendo el amor que reinaba entre los cristianos: «Ved –dicen– cómo se aman entre ellos» (cf. Apologético, 39, 7).

Concluyendo esta rápida mirada a la Palabra de Dios en la Biblia, os invito a notar cómo el Espíritu Santo es el don más alto de Dios al hombre, el testimonio supremo por tanto de su amor por nosotros, un amor que se expresa concretamente como «sí a la vida» que Dios quiere para cada una de sus criaturas. Este «sí a la vida» tiene su forma plena en Jesús de Nazaret y en su victoria sobre el mal mediante la redención. A este respecto, nunca olvidemos que el Evangelio de Jesús, precisamente en virtud del Espíritu, no se reduce a una mera constatación, sino que quiere ser «Buena Noticia para los pobres, libertad para los oprimidos, vista para los ciegos...». Es lo que se manifestó con vigor el día de Pentecostés, convirtiéndose en gracia y en tarea de la Iglesia para con el mundo, su misión prioritaria.

Nosotros somos los frutos de esta misión de la Iglesia por obra del Espíritu Santo. Llevamos dentro de nosotros ese sello del amor del Padre en Jesucristo que es el Espíritu Santo. No lo olvidemos jamás, porque el Espíritu del Señor se acuerda siempre de cada uno y quiere, en particular mediante vosotros, jóvenes, suscitar en el mundo el viento y el fuego de un nuevo Pentecostés.

(JMJ- Australia julio 2008)

lunes, 14 de julio de 2008

WILDER SOLANO: Hoy mi nombre escuché...

Escuchalo aquí... http://www.badongo.com/audio/10633684

Wilder Solano visitó Confesiones,
se reencontró con la Iglesia cuando su esposa(Mariana) e hija (Natalia) comenzaron a prepararse para recibir la primera comunión. Mientras aguardaba a su esposa e hija en "la vereda de enfrente", a la salida de la catequesis, percibio un clima cálido de los miembros de la comunidad que se saludaban afectuosamente.Esta experiencia inicial luego se plasmó en una canción: Hoy mi nombre escuché...

Se fue acercando lentamente y se integró activamente, Dios le regaló la gracia de componer cantos religiosos para evangelizar, hoy es el difusor de Radio María en Uruguay...Vale la pena escuchar su testimonio y sus cantos...




miércoles, 9 de julio de 2008

ANGLICANOS PIDEN PLENA UNIÓN

La Comunión Tradicionalista Anglicana ha difundido el siguiente comunicado en la prensa y en su web.
"El colegio de obispos de las Comunión Tradicional Anglicana, se reunió en Sesión Plenaria en Portsmouth, Inglaterra, en la primera semana de octubre 2007. Los obispos y vicarios generales unánimemente acordaron el texto de una carta a la Sede de Roma buscando la unión plena, corporativa, sacramental. La carta fue firmada solemnemente por todo el colegio, y confiada al Primado y a dos obispos elegidos por el colegio para que se presente en la Santa Sede. La carta fue cordialmente recibida en la Congregación para la Doctrina de la Fe. El Primado de la Comunión Tradicionalista Anglicana ha acordado que ningún miembro del colegio concederá entrevistas hasta que la Santa Sede haya considerado la carta y haya respondido."

martes, 8 de julio de 2008

SAN IGNACIO DE ANTIOQUÍA (+107)

Lo único que para mi habéis de pedir es fuerza interior y exterior, a fin de que no sólo de palabra, sino también de voluntad me llame cristiano y me muestre como tal... Escribo a todas las Iglesias, y a todas les encarezco que estoy presto a morir de buena gana por Dios, si vosotros no lo impedís. A vosotros os suplico que no tengáis para conmigo una benevolencia intempestiva. Dejadme ser alimento de las fieras, por medio de las cuales pueda yo alcanzar a Dios. Trigo soy de Dios que ha de ser molido por los dientes de las fieras, para ser presentado como pan limpio de Cristo. En todo caso, más bien halagad a las fieras para que se conviertan en sepulcro mío sin dejar rastro de mi cuerpo: así no seré molesto a nadie ni después de muerto. Cuando mi cuerpo haya desaparecido de este mundo, entonces seré verdadero discípulo de Jesucristo. Haced súplicas a Cristo por mí para que por medio de esos instrumentos pueda yo ser sacrificado para Dios... Hasta el presente yo soy esclavo: pero si sufro el martirio, seré liberto de Jesucristo, y resucitaré libre en él. Y ahora, estando encadenado, aprendo a no tener deseo alguno.


(Carta a los Efesios)

lunes, 7 de julio de 2008

ÉL FUE EL QUE ME ENCONTRÓ, INCLUSO DESPUÉS QUE DEJÉ DE BUSCARLO

“Hace unos quince años, observaba cómo mis estudiantes universitarios estraban en el salón de clases para nuestra primera sesión de teología de la fe. Esa fue la primera vez que ví a Tommy. Mis ojos y mente parpadearon. Él peinaba su cabello largo de color pajizo, el cual llegaba quince centímetros debajo de sus hombros. Era la primera vez que veía un joven con un cabello tan largo. Supongo que entonces empezaba a ponerse de moda. Sé que lo que cuenta no es lo que está sobre la cabeza, sino lo que hay en su interior, pero ese día no estaba preparado y mis emociones quedaron sin control y de inmediato catalogué a Tommy con una “E” de extraño... muy extraño.

Tommy resultó ser el “ateo en residencia” en mi curso de teología de la fe. De una manera constante, él objetaba, sonreía o gimoteaba respecto a la posibilidad de un Padre-Dios que amara incondicionalmente. Durante un semestre, vivimos en relativa paz los dos, aunque admito que en ocasiones me resultaba molesto. Cuando al final del curso, se acercó para entregarme el examen final, me preguntó con un tono un poco cínico:

-¿Cree que alguna vez encontraré a Dios?

Al instante decidí darle un poco de terapia de choque.

-¡No! – respondí con mucho énfasis.

-¡Oh – fue su respuesta-. Pensé que ese era el producto que promovía.

Lo deje alejarse cinco pasos de la puerta del salón de clases y le grité:

¡Tommy! ¡No creo que tú llegues a encontrarlo, pero estoy absolutamente seguro de que Él te encontrará a ti!

Él encogió un poco los hombros y salió de mi clase y de mi vida (temporalmente). Me sentí un poco desilusionado al pensar que no comprendió mi frase ingeniosa “¡Él te encontrará!” Al menos, yo pensaba que era ingeniosa.

Más tarde, me enteré de que Tommy se graduó, por lo cual me sentí debidamente complacido. Luego me llegó una noticia triste. Me enteré de que Tommy tenía un cáncer mortal. Antes de que pudiera buscarlo, él fue a verme. Su cuerpo estaba enflaquecido y su cabello largo se había caído, como resultado de la quimioterapia. Sin embargo, sus ojos brillaban y su voz era firme, por primera vez, según creo.

-Tommy, he pensado en ti con frecuencia. ¡me enteré de que estabas enfermo! –exclamé.

-Oh, sí, muy enfermo. Tengo cáncer en los dos pulmones. Es cuestión de semanas.

-¿Puedes hablar sobre ello, Tom?

-Seguro, ¿qué le gustaría saber?

-¿Qué se siente tener sólo veinticuatro años y estar muriendo?

-Bueno, podría ser peor.

-¿Cómo qué?

-Como tener cincuenta años y no tener valores o ideales. Como tener cincuenta años y pensar que beber mucho alcohol, seducir mujeres y gastar dinero son las cosas “importantes” en la vida.

Empecé a buscar en mi archivo mental la letra “E”, donde clasifique a Tom como extraño. (Juro que todos a los que trato de rechazar por clasificación, Dios los envía de vuelta a mi vida para educarme.)

-Por lo que vine a verlo, en realidad – añadió Tom-, es por algo que me dijo el último día de clases.

-Le pregunté si pensaba que algún día encontraría yo a Dios –continuó-, y usted dijo, “¡no!”, lo cual me sorprendió. Después añadió, “pero él te encontrará”. Pensé mucho en eso, a pesar de que mi búsqueda de Dios no era muy intensa en aquel tiempo.

-Sin embargo, cuando los médicos me quitaron un tumor de la ingle y me dijeron que era maligno, entonces pensé en localizar a Dios. Cuando la malignidad se extendió por mis órganos vitales, empecé a golpear con los puños ensangrentados contra la puerta de bronce del cielo, pero Dios no salió. En realidad, no sucedió nada. ¿Alguna vez intentó algo durante mucho tiempo, con mucho esfuerzo pero sin éxito? Uno se harta psicológicamente, se fastidia de intentarlo y se da por vencido. Un día desperté y en lugar de lanzar más golpes inútiles a esa pared alta de ladrillos para llamar a Dios, me dí por vencido.

Fue entonces que decidí pasar el tiempo que me quedaba haciendo algo más provechoso. Pensé en usted y en su clase, y recordé algo más que dijo: “La tristeza esencial es pasar por la vida sin amar. Sin embargo, sería casi igualmente triste el pasar por esta vida y dejar este mundo sin ni siquiera decirles a aquellos que uno ama que los ha amado.”

“Así, empecé con el más difícil: mi papá. Él leía el periódico cuando me acerqué a él y le dije: “Papá...”

“-Sí, ¿qué? –preguntó él, sin bajar el periódico.

“-Papá, me gustaría hablar contigo.

“-Bueno, habla.

“-Quiero decir... Es realmente importante.

“El periódico bajó lentamente unos ocho centímetros.

“-¿Qué es?

“-Papá, te amo. Sólo quería que lo supieras.”

Tom me sonrió y dijo con satisfacción obvia, como si sintiera fluir una alegría cálida y secreta en su interior:

-El periódico cayó al piso. Entonces, mi padre hizo dos cosas, que yo no recordaba que hubiera hecho con anterioridad. Lloró y me abrazó. Hablamos toda la noche, a pesar de que él tenía que irse a trabajar muy temprano al día siguiente. Me sentía tan bien al estar cerca de mi padre, al ver sus lágrimas, al sentir su abrazo, al escucharlo decir que me amaba.

“Fue más fácil con mi madre y hermanito. Ellos también lloraron conmigo, nos abrazamos, empezamos a decirnos cosas bonitas. Compartimos las cosas que guardamos en secreto durante tantos años. Sólo lamenté una cosa: el haber esperado tanto tiempo. Allí estaba yo, a la sombra de la muerte, y apenas empezaba a abrirme a las personas a las que había tenido tan cerca.

“Fue entonces que me dí cuenta que Dios estaba allí, muy cerca, demasiado cerca. Supongo que yo era como una especie de entrenador de animales que sostiene un aro y les dice: “vamos, salta a través de él, Vamos, te daré tres días, tres semanas,.. uno, dos... ¡salta!, ¡salta!, el tiempo se te está acabando. Y Dios no es una mascota, sino una persona.

-¿Sabe? Dios hace las cosas a su manera y a su tiempo, y a veces no soportamos eso.

“Pero, lo importante, es que Él estaba allí. Él estaba sonriendo y me encontró. Usted tenía razón. Yo no lo encontré, sino que Él fue el que me encontró, incluso después de que dejé de buscarlo.
-Tommy, creo que estás diciendo algo muy importante y mucho más grande de lo que tú crees. Para mí, al menos, estás diciendo que la manera más segura para encontrar a Dios es no hacerlo una posesión privada, un solucionador de problemas, o un consuelo instantáneo en momentos de necesidad, sino cuando uno se abre al amor. ¿Sabes que san Juan también lo dijo? “Dios es amor, y cualquiera que viva en el amor, vive en Dios y Dios vive en él”.

-¿Podría pedirte un favor, Tom? –pregunté-. Cuando te tuve en mi clase te consideré una verdadera molestia, pero ahora puedes compensarme. ¿Vendrías a mi curso actual de teología de la fe y les dirías lo que acabas de decirme? Si yo se los dijera, no sería tan efectivo como si tú se los dices. ¡Tú lo sabes!, muchos jóvenes necesitan escuchar lo que yo he escuchado.

-¡Oh! Estaba listo para usted, mas no sé si estoy listo para la clase.

-Tom, piénsalo. Si llegas a estar listo, me llamas.

Tommy llamó unos días después, dijo estar listo para la clase y que quería hacer eso por Dios y por mí. Fijamos una fecha. Sin embargo, nos quedamos esperando, nunca pudo hacerlo. Él tenía otra cita mucho más importante que la que tenía conmigo y con mi clase. Por supuesto, su vida no terminó en realidad con su muerte, sólo cambió y él ya lo sabía. Dio el gran paso desde la fe hacia la contemplación perfecta. Encontró una vida mucho más hermosa que la que el ojo humano ha visto o el oído humano ha escuchado o la mente humana ha imaginado.

Antes de que muriera, hablamos por última vez.

-No podré asistir a su clase- dijo Tom.

Lo sé, Tom.

-Ahora yo le quiero pedir un favor, Padre Powell.

-¿Cuál? Tom.

-¿Se los dirá por mí? ¿Se lo dirá... a todo el mundo por mí?

-Lo haré, Tom. Se los diré. Lo haré lo mejor posible.

La vida sobre la tierra de Tom terminó. -Y cuando el Padre Powell concluye su libro.- termina diciendo:

-Se los dije, Tommy... lo mejor que pude.

(Historia narrada por el padre John Powell, en su libro: “El amor incondicional”)

viernes, 4 de julio de 2008

GUILLERMO ELIZALDE MONROSET : HAY DIOS, LO SABE FLEW

Después de seis décadas de ateísmo militante, Antony Flew, el mayor apologista ateo desde Hume y los filósofos alemanes del siglo XIX admitió, en mayo de 2004, la existencia de Dios.
Flew había reinventado los argumentos ateos en Theology and Falsification (1950), The Presumption of Atheims (1976) y otra treintena de libros. Ahora, justo cuando el positivismo regresa como "nuevo ateísmo", el viejo ateo publica There is a God (Hay Dios), su testamento y última voluntad sobre la cuestión.

Hay varias paradojas en la vida de Flew. Por ejemplo, el hecho de que su padre fuera uno de los principales predicadores metodistas de Inglaterra no le impidió hacerse ateo a los quince años, impactado –como tantos desde Lucrecio– por la presencia del mal en el mundo. También es paradójico que Flew expresara sus primeras razones ateas en el Club Socrático, dirigido por el campeón cristiano C. S. Lewis. Sin embargo, allí aprendió a seguir la evidencia hasta donde ésta conduzca, un principio socrático que acabaría llevándole –otra paradoja– al teísmo.

El camino intelectual del filósofo británico recorre la filosofía social, el problema del cuerpo y la mente, el concepto de Dios, la discusión sobre la carga de la prueba en el debate teísmo-ateísmo y las implicaciones cosmológicas del Big Bang. Hasta los años 50, Antony Flew fue un marxista convencido. Durante mucho tiempo profesó el determinismo y negó el libre albedrío. Sin embargo, con el compromiso de seguir los hechos hasta donde fuera necesario, declaró falaces los argumentos ateos del positivismo de Alfred Ayer. Después refutó la creencia de que la biología evolutiva proporcionaba una garantía a la doctrina del progreso. Tal vez sin plena conciencia, el profesor londinense había dinamitado dos pilares del ateísmo contemporáneo.

Flew paseó su ferviente increencia por las universidades de Gran Bretaña, EEUU y Canadá, y la exhibió en varios debates públicos. En 2004 se produjo el último de ellos, en la Universidad de Nueva York. Para sorpresa de la audiencia, Flew proclamó que la complejidad del ADN le obligaba a aceptar la existencia de un Diseñador. Y formuló una sencilla pregunta a sus ya ex colegas ateos: "¿Qué debería suceder o haber sucedido para que os planteéis la existencia de una Mente superior?". A Flew le parecía que los últimos avances científicos le ponían muy difícil seguir siendo ateo.

Según Flew, la nueva ciencia ha descubierto tres dimensiones de la naturaleza que señalan hacia Dios. Primero, la existencia de un universo con principio en el tiempo que parece haber sido ajustado milimétricamente para la vida. Segundo, la presencia de leyes naturales, regularidades universales, racionales y matemáticamente precisas, dignas de una mente divina. Y tercero, la dificultad de explicar la vida inteligente, dotada de propósito y químicamente codificada, como emanación de la no-vida, de la materia ciega e inerte.

La desembocadura de estos argumentos científicos es muy similar a la que alcanzó hace siglos la metafísica clásica: existe un Autor de la creación. "El Dios cuya existencia defiendo –dice Flew– es el Dios de Aristóteles". Es decir, no es que Flew se haya hecho cristiano, sino deísta. El viejo filósofo confiesa haber llegado a Dios desde lo puramente natural, desde la filosofía primera, sin necesidad de revelación. Su descubrimiento ha sido "un peregrinaje de la razón, no de la fe", hacia un Dios con los atributos del motor inmóvil aristotélico, que una vez ha completado la creación se aleja de ella y la abandona a sus propias leyes. Flew se ha encontrado con el Dios-arquitecto, no con el Dios-amor del cristianismo.

A pesar de ello, Flew no cree que haya llegado al final de su búsqueda. La omnipotencia divina, por ser omnipotente, es capaz de revelarse al hombre. Entre las religiones reveladas, el cristianismo le merece especial respeto por sus doctrinas sobre la encarnación y la resurrección y su combinación de la figura carismática de Jesucristo con la de un intelectual de primer nivel como San Pablo. En este sentido debe entenderse el anexo que cierra la obra, una reflexión del obispo anglicano N. T. Wright sobre Jesucristo, que para Flew supone un modo nuevo y fresco de presentar el cristianismo pero que para el creyente de a pie resulta una apología más fría que fresca.

La lectura de There is a God es reconfortante. Lo es descubrir que todavía hay filósofos que anteponen la verdad a sus intereses y perezas. Lo es porque sugiere el papel que desempeña la amistad –ahí están las charlas con Swinburne o Conway– en el acercamiento a la verdad. Y lo es porque el caso Flew confirma la tesis del amigo de éste Roy Varghese: "Sólo un rechazo deliberado a mirar es responsable de cualquier tipo de ateísmo".

Ahora bien, el libro sugiere reflexiones menos laudatorias. Una de ellas, la necesidad de recuperar la metafísica. Otra, la necesidad de releer –quizás en Pieper– que para creer hay que querer. Y una pregunta que el lector desearía formular a Antony Flew, tal vez tomando una cerveza en el campus de Reading: "¿Por qué no leíste antes la Suma contra gentiles, amigo?".

ANTONY FLEW y ROY VARGHESE: THERE IS A GOD. HOW THE WORLD'S MOST NOTORIOUS ATHEIS CHANGED HIS MIND. Harper One (Nueva York), 2007, 222 páginas.