sábado, 11 de octubre de 2008

Mons. Orlando ROMERO CABRERA, Obispo de Canelones (URUGUAY)


1. Dios sale a nuestro encuentro en su Palabra, como Jesús que va a casa de Marta y María.
En la Biblia la Iglesia no sólo lee la Palabra de Dios, sino que Dios sale a su encuentro como el Dios de la Palabra.

2. La actitud ante Dios que habla es la escucha. La Iglesia es discípula que escucha a los pies del Maestro y debe ser maestra de la escucha.
En el testimonio de la propia escucha de la Palabra de Dios, que habla en lenguaje humano, la Iglesia se hace maestra de la escucha, en el mismo Espíritu en que la Palabra fue inspirada (DV 12).

3. La Palabra de Dios debe ser inspiradora de toda la vida y Pastoral, por lo que proponemos la Animación Bíblica de la Pastoral.La Palabra no es un elemento más en la Vida y Pastoral de la Iglesia, sino que constituye una transversal que las sustenta y dinamiza.

4. En esta clave de Animación Bíblica de la Pastoral, el camino de la Lectio Divina, se muestra como lugar privilegiado para que la palabra sea hecha vida en los discípulos.

No hay comentarios: