viernes, 10 de octubre de 2008

ADRIENNE VON SPEYR: QUIEN ESTÁ EN CRISTO ES NUEVA CREATURA

Ahora designa el momento, a partir del cual lo nuevo hace su aparición. No de un modo tímido, escurridizo, vacilante. Lo nuevo está ahí con la fuerza de una fuente fresca, con la incondicionalidad de una verdad perfecta, fluyente, desbordante. Con la fresca jugosidad del presente recién nacido. Pero también con la experiencia y la seguridad de un ahora, que sabe de superaciones, que deja algo tras sí, que hace punto final. En este punto final radica el comienzo. Y el comienzo es, que ninguna condenación pesa ya. Todo está borrado. Ciertamente, el ahora esta en relación con el pasado, para liquidarlo dentro de lo nuevo.

La experiencia de lo sido está constantemente presente, para configurar a la nueva verdad como un todo. Del mismo hecho de su desaparición se saca partido para acelerar su nacimiento del momento nuevo. Y el brotar del momento es como la salida del sol, cuando la noche ha pasado; ésta finaliza, porque el sol viene, el pasado finaliza, porque el ahora está ahí, la experiencia se hunde, porque ahora se alza lo nuevo. Se ha incorporado al ahora actual. El andamio es desplazado, para que el contorno de la nueva casa sea perfectamente visible; la casa es lo suficientemente fuerte, para sostenerse sin andamio.

Ahora ya no hay nada condenable, reprobable, nada que dé ocasión a censuras, a reparos, a vacilaciones fundadas, porque hay una Verdad que supera a todas las otras verdades: Cristo. Y quien está en Él está en la verdad, no será atacado por lo que está fuera, no será derribado, ni reducido al silencio, ni reemplazado por nada, ni será despreciado o considerado como algo accidental. Quien está en Cristo, está en la fuente de la Verdad. Es purificado por ella, conformado por ella, alimentado por ella.

Adrienne von Speyr: El triunfo del Amor pp.13-15 (Más información sobre esta mística del siglo XX: http://www.fundacionsanjuan.com.ar/obra.htm )

No hay comentarios: